Navidad 2016

Obsesión por la salud: Errores más comunes

Obsesión por la salud: Errores más comunes

Obsesión por la salud: Errores más comunes. Descubre cómo puede afectarte el cuidarte demasiado, y deja descansar a tu cuerpo con menos ejercicio y algo de calorías de vez en cuando.

por en Alimentación, Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    Obsesión por la salud

    Obsesión por la salud: Errores más comunes. En la sociedad en la que vivimos actualmente, nos han inculcado qué debemos hacer y qué no para cuidarnos, y lucir siempre perfectas tanto por dentro como por fuera, pero hay muchas personas que lo llevan tan a rajatabla, que se olvidan de que a veces un descanso tampoco le viene nada mal a nuestro cuerpo, y que también son necesarias las grasas y los carbohidratos para nuestro organismo. Te mostramos los errores más comunes que solemos cometer ante la necesidad de cuidarnos demasiado, para que no te olvides de que somos personas, no máquinas.

    Durante prácticamente toda nuestra vida nos han inculcado los médicos cosas como que hay que beber mucha agua, hay que hacer ejercicio, procurar comer fruta y verdura, evitar las grasas en exceso, etc.

    Pero tras tanta repetición, hay mucha gente que se lo ha tomado tan en serio que ya no tiene término medio, y es que cuidarse demasiado, puede ser tan perjudicial como no hacerlo en absoluto, ya que podemos desarrollar por ejemplo la llamada potomanía, la obsesión por beber agua.

    Te mostramos algunos errores que las personas obsesionadas con su salud suelen cometer, y que a la larga pueden pasarnos factura.

    • Madrugar demasiado: El refrán de ‘al que madruga Dios le ayuda’ no quiere decir que si dormimos menos horas de las necesarias nos vaya a ir mejor el día a día, y podemos estar hablando de algún tipo de trastorno del sueño que puede traer complicaciones por la demora del diagnóstico.

      Nuestro cuerpo necesita descansar entre 7 y 8 horas todos los días, y por qué no, algún que otro día una cura de sueño tampoco viene nada mal.

    • Demasiada higiene personal: Está claro que una ducha a diario es algo fundamental, tanto para sentirnos limpios como para darles esa impresión a los demás, sobre todo ahora en verano, pero la gente que se ducha varias veces al día, o lo desinfecta todo en su casa, tiene mucho más riesgo de contraer algún virus, ya que no ejercitará sus defensas lo necesario.
    • Hacer demasiado ejercicio: Está bien que hagamos ejercicio tanto cuando nos sobren algunos kilos, como cuando no lo necesitemos urgentemente, pero siempre con moderación. Lo recomendable es hacerlo en días alternos, y dejar descansar a nuestro cuerpo de vez en cuando, te lo agradecerá.
    • Tomar demasiados antibióticos: Hay personas que por una simple gripe, presionan a su médico de cabecera para que les recete antibióticos, y es que un uso excesivo de este tipo de medicamentos puede conllevar una resistencia del cuerpo a ellos, por lo que cuando realmente los necesitemos, seguro que no tendrán el mismo efecto.
    • Beber demasiadas bebidas dietéticas: Las Coca-Colas Light y todo este tipo de bebidas sin azúcar y a base de edulcorantes, tienen muchas menos calorías que las demás, pero en su contra podemos decir que elevan la tensión arterial más de lo normal. Además la energía que aporta el azúcar también es muy necesaria para el cerebro y el organismo en general.

    Ahora ya sabes lo que no tienes que hacer para cuidarte, y es que todo con moderación siempre es saludable.

    687

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónPsicologíaSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares