Navidad 2016

Oídos: ¿Por qué me pitan?

Oídos: ¿Por qué me pitan?

Oídos: ¿Por qué me pitan? Un molesto zumbido o pitido, tinnitus en términos médicos, que puede esconder desde un problema de estrés y ansiedad, a una dolencia como la artrosis o a un problema con determinados fármacos. Pero no es la causa que explica la molesta sensación de zumbidos en los oídos, ya que es un síntoma o señal común a varios dolencias.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Ansiedad, Consejos Salud
Última actualización:

    pitidos oidos

    Quién no ha notado en alguna ocasión un pitido o zumbido en los oídos. La pregunta es, ¿por qué me pitan? La denominación médica es tinnitus, un pitido que aparece y desaparece de manera espontánea, y que entre las causas que los provocan está el estrés, el consumo de determinados fármacos y la artrosis, enfermedad que afecta a las articulaciones. Más que una dolencia en sí, puede ser considerada por tanto un síntoma o señal de otro problema de salud, pudiendo resultar incómodo y molesto. ¿Cómo podemos prevenirlos?


    Los nervios, la ansiedad, el estrés, son una de las causas más comunes de los llamados tinnitus o pitidos en los oídos. Otro de los motivos reside en determinados fármacos. El ácido acetilsalicílico (aspirina) o los medicamentos diuréticos también pueden ocasionarlos. Si los pitidos aumentan al girar la cabeza, puede ser una señal de artrosis. De igual manera, el hipertiroidismo, una anemia o, incluso, durante el embarazo, también generan tinnitus.

    La sensación de un zumbido u pitido puede afectar a uno solo de los oídos o a las dos, incluso extenderse a la cabeza. Tal y como surge, desparece, de manera espontánea. Los pitidos o tinnitus no proceden de un sonido real, y pueden ser leves y cortos –como un silbido de unos segundos-, durar un par de horas –tras escuchar un concierto de música, por ejemplo- o constantes, caso este último en el que puede convertirse en una molestia severa para quien lo padece.

    Los especialistas hacen además una distinción entre los tinnitus temporales o esporádicos y los crónicos.

    Así, por ejemplo, un tapón de cera en los oídos también explica la aparición de los pitidos o zumbidos, al igual que un golpe, los cambios de presión o las infecciones de oído. Por su parte, cuando se trata de una dolencia crónica, además de los problemas de salud antes reseñados, pueden ser incluso señal de un problema de hipertensión, niveles altos de colesterol o problemas en el tímpano (tímpano perforado o lesión agua del oído).


    El yoga y otras técnicas de relajación son una opción eficaz para evitar la molesta sensación de que el oído nos pita, poniendo remedio al problema que los origina, el estrés y el nerviosismo. Si la causa son los medicamentos, al dejar de tomarlos, desaparecen. De igual manera, es importante cuidar y proteger nuestros oídos del ruido excesivo, exposición a sonidos intensos y molestos que puede dañar su salud (escuchar música a un volumen muy elevado o ver la televisión con los cascos, entre otros).

    La alimentación también puede hacer mucho por la salud de nuestros oídos. Así, por ejemplo, es recomendable reducir el consumo de cafeína y otras bebidas estimulantes, así como del tabaco.

    Si los síntomas persisten, es conveniente consultar al médico, ya que convendría realizar un examen más profundo del oído. Una de las causas que también están detrás de los pitidos o zumbidos de oídos es la pérdida auditiva. De hecho, cuando perdemos audición uno de los primeros síntomas puede ser éste.

    719

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerAnsiedadConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares