Navidad 2016

Omega 3 contra la fatiga del cáncer

Omega 3 contra la fatiga del cáncer

Omega 3 contra la fatiga del cáncer. Mejorar la calidad de vida de los pacientes diagnosticados de cáncer a través de la alimentación es el objetivo del último estudio que ha constatado que los ácidos grasos Omega 3, presentes en pescados como el salmón y el atún, ayuda a combatir la fatiga oncológica, un síntoma que puede aparecer incluso después de haber terminado la terapia y superado el cáncer.

por en Alimentación, Cáncer, Prevención, Salud de Mujer, Alimentación Equilibrada, Cáncer de pecho
Última actualización:

    omega 3 salud

    Omega 3 contra la fatiga del cáncer. La alimentación también juega un papel fundamental en la mejora de la calidad de vida de las personas con problemas de salud y, en concreto, de las personas diagnosticadas de cáncer. Así, el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos ha realizado un estudio con mujeres que han padecido cáncer de mama sobre cómo combatir a través de la dieta síntomas como la fatiga oncológica. Los mejores aliados se encuentran en los Omega 3, grasas presentes fundamentalmente en el pescado, como el atún o el salmón, y cuyo aporte extra de energía puede ayudar a aliviar la fatiga.


    La alimentación no solo nos reporta beneficios cuando nos encontramos en buen estado de salud. Cuando padecemos un trastorno o enfermedad, también contribuye a nuestra recuperación y a combatir determinados síntomas. Es el caso de los pacientes diagnosticados de cáncer, cuya mejora de la calidad de vida combatiendo uno de los síntomas de la enfermedad, la fatiga oncológica, acaba de encontrar un aliado. Se trata, como señala el estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos en el han participado más de 600 pacientes que habían ganado la batalla al cáncer de mama, de los Omega 3, grasas presentes en pescados como el salmón y el atún y cuyo aporte extra de energía puede ayudar a combatir la fatiga oncológica. Más del 40% de las mujeres que participaron en el estudio reconocían sentirse fatigadas incluso tres años después de haber finalizado la terapia oncológica.

    La fatiga que provoca en algunos pacientes el cáncer suele desaparecer al finalizar la terapia, sin embargo, en otros casos puede mantenerse a largo plazo.

    Esto, según los investigadores, puede ser debido a la inflamación crónica del cuerpo. Precisamente, sería aquí donde los ácidos poliinsaturados Omega 3 jugarían un papel importante al ayudar a disminuir esa inflamación y, por tanto, a minimizar la fatiga. Así, el estudio constató que las mujeres que consumían o incluían en su dieta más Omegas 3 eran menos propensas a sentir fatiga, ácidos grasos que también se encuentran en suplementos dietéticos como las píldoras de aceite de pescado.

    Los Omega 3, esenciales en el proceso metabólico, hacen justamente lo contrario que otros ácidos, los Omega 6, presentes en el aceite vegetal, la margarina o en la comida rápida. Es decir, tomar demasiados Omega 6 podría ser perjudicial, por lo que en el caso de estos pacientes habría que revisar su dieta.

    Los investigadores hacen extensiva la recomendación de comer pescado a la población en general, sobre todo pescados con Omega 3, al menos dos veces por semana. Además, la alimentación debe ir acompañada de la práctica de ejercicio físico, ya que el sedentarismo también puede volvernos más vulnerables a la fatiga. Los beneficios de los Omega 3 no se quedan aquí, ya que diversos estudios han constatado que son buenos para la salud de la piel, y para la prevención de enfermedades cardiovasculares o problemas como artritis y patologías neurodegenerativas. En el caso de la mujer, los suplementos de Omega 3 pueden ser un buen aliado para prevenir uno de los síntomas más comunes y molestos de la menopausia, los sofocos.

    710

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónCáncerPrevenciónSalud de MujerAlimentación EquilibradaCáncer de pecho

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares