Ortoterapia: ¿En qué consiste?

Ortoterapia: ¿En qué consiste?

Crear un pequeño jardín o, incluso, un huerto en la terraza se ha convertido en una tendencia que reporta innumerables beneficios para la salud y el bienestar. Descubre lo que se esconde detrás de la denominada ortoterapia.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Ultimo aggiornamento:

    La ortoterapia se puede definir como cultivar un pedazo de tierra, ya sea un pequeño rincón en el jardín o en la terraza. Una actividad que nos va a permitir conocer, y saborear, todas las propiedades que reporta llevar los alimentos directamente desde la tierra al plato. Bastan unas macetas para plantar desde semillas de tomates cherry para la ensalada a hierbas aromáticas e, incluso, pequeños árboles frutales, como los manzanos, los perales y los cerezos que podemos plantar en macetas grandes en la terraza.

    La ortoterapia, de hecho, se ha convertido en toda una tendencia, seguida incluso por algunas celebs conocidas como Eva Mendes o Laura Biagiotti.

    La ortoterapia nació en los países anglosajones como terapia hortícola, basada en el cultivo de flores y plantas. Una actividad que nos ayuda a mejorar nuestro bienestar. Está considerada como una especie de terapia a través de la naturaleza, y que se basa no solo en sembrar y cuidar las flores y plantas, sino también adoptar hábitos más saludables y respetuosos con el medio ambiente y la naturaleza.

    ¿Por dónde empezar? Si tiene la suerte de tener jardín, resérvese un rincón para iniciar su andadura en el mundo de la huerto y el cultivo de plantas. Si solo dispone de terraza, el pedazo de tierra se consigue con macetas, de dimensiones en función de lo que se vaya a sembrar. Si disponemos de espacio, lógicamente, podemos optar por especies de plantas y árboles más grandes, pero sin olvidar que la huerta incluye una gran variedad de opciones en frutas y verduras.

    Si nos sumamos a la ortoterapia hay que tener en cuenta que hay que dedicarle tiempo y los cuidados necesarios. Es decir, la perseverancia es fundamental, pero en este caso, de lo que se trata es de disfrutar y aprender de cada etapa del proceso de siembra, plantación y cultivo.

    Ver crecer las plantas, desde que solo son pequeños brotes verdes, hasta que brotar las primeras flores, será sin duda motivo de gran satisfacción.

    Un rincón verde en casa es, de entrada, un placer para los ojos, porque está demostrado que los colores de los flores satisfacen el sentido estético y recompensan a la mente. También nos ayuda a liberar estrés, aliviar tensiones, a sentirse más útil y a mejorar la autoestima. Es bueno para el espíritu, porque la vista del verde o el color de las flores satisface el sentido estético, premiando a la mente. También ayuda a sentirse menos solo, sentirse útil y mejora la autoestima. Por otra parte, dedicar tiempo y atención a las plantas también se considera un excelente ejercicio de concentración, especialmente beneficioso para las personas inseguras o excesivamente impulsivas.

    La ortoterapia es perfecta para combatir el estrés y ayudar a recuperar la energía, tanto por dentro como por fuera. Ver algo que nace y crece da alegría y serenidad. El cuidado, día tras día, de las plantas y las flores tiene un efecto reconfortante y tranquilizador.

    También te puede interesar: Plantas para alérgicos: Combate la alergia en tu casa y descubre las 20 plantas que mejoran la salud.

    657

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos Salud Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares