Navidad 2016

Páralisis del sueño: cuando estás despierto pero no puedes moverte

Páralisis del sueño: cuando estás despierto pero no puedes moverte

¿Te imaginas despertar y solo poder mover los ojos? Es, en líneas generales, la sensación angustiosa que puede provocar la parálisis del sueño.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dormir
    Páralisis del sueño: cuando estás despierto pero no puedes moverte

    La parálisis del sueño, aunque es un trastorno benigno, puede generar una enorme sensación de ansiedad en quien la padece. En pocas palabras se puede definir como la incapacidad de realizar ningún movimiento al despertar. Episodios que pueden durar desde unos segundos a varios minutos, durante los cuales se pasa por una fase de consciencia entre la vigilia y el sueño, siendo incapaz de moverse o hablar pero viendo lo que sucede a su alrededor. ¿Por qué se produce la parálisis del sueño? También conocida como el falso despertar, puede haber varios desencadenantes, tal y como veremos, si bien la respuesta reside en la descoordinación entre el sistema nervioso y determinadas zonas del cerebro para atender las órdenes de mover los músculos. Aunque lo más frecuente es que estos episodios se produzcan al despertar, en otros casos también pueden aparecer al quedarse adormilado.

    La parálisis del sueño, tal y como hemos señalado, puede generar ansiedad, dificultades para respirar, angustia e, incluso, alucinaciones auditivas y visuales al encontrarse entre el sueño y la vigilia. Todo ello puede derivar en problemas de insomnio como una respuesta al temor a padecer un nuevo episodio de parálisis del sueño. Entre las causas más comunes que están detrás de este trastorno se incluye el estrés, el cansancio, los cambios repentinos en la vida laboral o personal que provocan emociones difícilmente controlables o el no respetar los horarios de sueño. El jet lag también puede provocar episodios pasajeros.

    La parálisis del sueño también puede ser un síntoma de narcolepsia.

    La parálisis del sueño se puede y se debe tratar, sobre todo en los casos en los que los síntomas de ansiedad o angustia se agraven. Será el médico el que recomiende el tratamiento más adecuado a cada caso, pudiendo recurrir a los fármacos antidepresivos cuando los episodios de parálisis sean más graves. Es fundamental diagnosticar la causa que está detrás, ya que en ocasiones el tratamiento consistirá en cambiar el estilo de vida para manejar mejor el estrés y, sobre todo, corregir los errores de la higiene del sueño. De igual manera es importante evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas. Los ejercicios de relajación y respiración antes de dormir.

    También te puede interesar: Las pesadillas más frecuentes y su significado y toma nota de los 10 tips para superar los miedos.

    556

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDormir

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares