Navidad 2016

Parche anticonceptivo: Cómo se usa, precio y contraindicaciones

Parche anticonceptivo: Cómo se usa, precio y contraindicaciones

¿Dónde se coloca?, ¿cuánto dura?, ¿cuál es porcentaje de eficacia? Todo sobre el parche anticonceptivo.

por en Anticonceptivos, Ginecología, Salud de Mujer, Consejos Salud, Métodos Anticonceptivos
Última actualización:
    Parche anticonceptivo: Cómo se usa, precio y contraindicaciones

    El parche anticonceptivo es un parche hormonal semanal que se coloca sobre la piel. Un pequeño adhesivo de forma cuadrada que utilizado correctamente tiene una eficacia demostrada del 99% en la prevención de embarazos no deseados, similar a las píldoras anticonceptivas. Al igual que con otros métodos anticonceptivos, antes de utilizar el parche conviene conocer cómo se utiliza y si tiene contraindicaciones. Vamos a ver más detenidamente qué es el parche anticonceptivo y cuándo es la mejor opción anticonceptiva.

    El parche se puede colocar en cuatro zonas del cuerpo: nalgas o caderas, abdomen, espalda o parte externa del brazo. Se debe colocar sobre la piel seca y limpia, y nunca sobre la piel enrojecida, irritada o con alguna herida. Tampoco debe colocarse en zonas corporales donde se vaya a aplicar maquillaje, cremas, lociones u otros productos. El parche anticonceptivo se mantiene pegado a la piel durante una semana. Hay que cambiar el parche siempre el mismo día durante tres semanas consecutivas, y luego hacer una semana de descanso, al igual que con la píldora anticonceptiva. El primer parche se debe aplicar el primer día del ciclo menstrual, y la pausa no debe superar los 7 días ya que puede perder eficacia.

    Se puede encontrar en dos formatos: un envase de 3 parches para tres semanas, a un precio que ronda los 14,50 euros; y un envase con 9 parches, para tres meses, con un precio alrededor de los 40 euros. Se adquiere con receta médica.

    Las mujeres con problemas de circulación sanguínea, o con antecedentes de problemas cardíacos, conviene que no utilicen este método anticonceptivo, al igual que si se sospecha de un posible embarazo. Antes de utilizar cualquier método anticonceptivo más allá del preservativo conviene consultar siempre al ginecólogo, sobre todo por las posibles contraindicaciones.

    Algunas mujeres que utilizan el parche pueden sentir ligeros dolores de cabeza, náuseas o reacciones dermatológicas en la zona donde se ha colocado. La mayoría de los efectos secundarios son leves.

    Tampoco es un método recomendado para las mujeres con problemas de sobrepeso u obesidad, así como en el caso de las mujeres fumadoras.

    En comparación con la píldora anticonceptiva, el parche es un método que nos concede más libertad ya que nos libera de tomar la píldora cada día. Reemplazar el parche una vez a la semana reduce el riesgo de olvidos. Otra ventaja es que, por ejemplo, en caso de vómitos o diarrea, la eficacia del parche se mantiene inalterable al no tener que ingerirlo. Por el contrario, una de las desventajas del parche es que existe la posibilidad de que se desprenda sin darnos cuenta. En estos casos hay que volver a colocarlo o sustituirlo antes de las 24 horas siguientes. En caso contrario, es aconsejable consultar al médico y asegurarse de usar métodos anticonceptivos alternativos para los siguiente días, además de iniciar un nuevo ciclo de parches durante tres semanas consecutivas.

    Al igual que con la píldora, al parche también se le achaca una cierta relación con el peso, si bien los expertos aseguran que el aumento es insignificante, una posible variación de entre 300-500 gramos durante las primeras semanas de aplicación, es decir, prácticamente imperceptible.

    Siempre es importante recordar que, aunque el parche tiene una eficacia del 99% en la prevención de embarazos, al igual que todos los anticonceptivos hormonales, no protege de las enfermedades de transmisión sexual. En cuanto a la transición de la píldora anticonceptiva al parche, se puede hacer de forma automática, aplicando el parche inmediatamente después de la semana de descanso de los anticonceptivos orales.

    También te puede interesar: 5 cosas que no sabías sobre la píldora del día después y descubre la relación entre la cortisona y la píldora anticonceptiva: interacción, precauciones y efectos secundarios.

    802

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AnticonceptivosGinecologíaSalud de MujerConsejos SaludMétodos Anticonceptivos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares