Pastillas abortivas: Qué son, precauciones y cuándo tomarlas

Todo lo que necesitas saber sobre las pastillas abortivas y, en especial, cuándo recurrir a ellas.

por , il

    Pastillas abortivas: Qué son, precauciones y cuándo tomarlas

    Las pastillas abortivas son fármacos para interrumpir el embarazo. El aborto con pastillas es la alternativa legal en nuestro país al aborto instrumental. Conviene realizarse siempre bajo supervisión médica y únicamente si estamos seguras de la decisión adoptada. La píldora abortiva, que no debe confundirse con las pastillas del día después o píldora de emergencia, es muy efectiva, sin embargo conviene asegurarse de que el tratamiento ha funcionado.

    La interrupción del embarazo con pastillas debe realizarse antes de las 7 semanas de gestación (49 días tras la última menstruación). Uno de los datos claves, pero no el único, a tener en cuenta para valorar si es la opción más adecuada. ¿Cuándo tomarlas?, ¿las pastillas abortivas nedesitan receta?, ¿pueden entrañar algún riesgo para la salud?

    Pastillas abortivas, ¿cuáles son?

    Las pastillas permitidas según la legislación española para abortar son dos:

    • Misoprostol, un fármaco que contrae la matriz, provocando contracciones, pérdidas de sangre y calambres como en un aborto espontáneo.
    • La píldora abortiva RU-486, también conocida como Mifegyne y desarrollada por el laboratorio Roussel-Uclaf. La pastilla abortiva cuyo principio activo es la mifepristona se administra para bloquear la hormona progesterona (interviene directamente en la gestación), combinada con misoprostol.

    Cómo tomar las pastillas abortivas

    El aborto farmacológico es un tratamiento más largo que el quirúrgico, con diferentes dosis y vías de administración:

    • La pastilla RU-486 se administra vía oral (dosis única) en las clínicas médicas autorizadas para la interrupción del aborto, y en el plazo de 48 horas se toma una dosis de misopostrol para provocar las contracciones y la expulsión, produciendo el aborto en unas 2 horas. La combinación de fármacos es la más aconsejada porque favorece una rápida expulsión y disminuye las complicaciones como el sangrado abundante.
    • El misoprostol utilizado como método abortivo requiere de receta médica. Se aconseja administrarlo por vía oral para aumentar su eficacia y efectividad. Su efecto provoca las contracciones y dilata el cuello del útero.

    Efectos secundarios aborto con pastillas

    Además de calambres y pérdidas de sangre pueden aparecer:

    • Naúseas o vómitos
    • Dolores abdominales
    • Dolor de cabeza
    • Mareos
    • Diarrea
    • Sudores pasajeros
    • Fiebre (suele remitir en unas horas)

    Complicaciones pastillas abortivas

    Aunque con baja incidencia, las pastillas abortivas pueden conllevar complicaciones:

    • Expulsión incompleta quedando restos dentro del útero.
    • Infección.
    • Embarazo ectópico.
    • Pérdidas de sangre intensas.
    • Reacción alérgica a alguno de los fármacos.

    Por otra parte, las pastillas abortivas están contraindicadas en los siguientes casos:

    • Trastornos de coagulación sanguínea
    • Insuficiencia renal
    • Hipertersión arterial grave
    • Insuficiencia hepática grave
    • En el caso de haber tenido una cirugía de útero reciente

    También te puede interesar: Las consecuencias psicológicas de un aborto espontáneo y toma nota de las técnicas para recuperarse después de un aborto.