Pedir perdón: Beneficios de pedir disculpas

Descubre cómo te hará sentir pedir perdón, un gesto que cuando es sincero nos hace mejores personas.

por , il

    Pedir perdón: Beneficios de pedir disculpas

    Pedir perdón no es en absoluto una muestra de debilidad, sino todo lo contrario. Pedir perdón no es fácil, y de hecho el orgullo o la inseguridad tienden a cruzarse en el camino, pero reconocer los errores y saber pedir disculpas nos hace crecer como personas. Descubre los sorprendentes beneficios de pedir disculpas.

    Para aprender a pedir perdón lo primero es dejar a un lado el orgullo. Los errores y equivocaciones forman parte del camino para sentirnos más satisfechos y felices, siempre y cuando seamos capaces de aprender de ellos. Pedir perdón de forma sincera nos hará sentirnos mejor.

    ¿Por qué nos cuesta pedir perdón?

    La respuesta está en el ego personal, esa especie de vocecilla interior que está dispuesta a cualquier cosa, incluso a negarse a admitir que nos hemos equivocado, para que nada ni nadie tire por tierra esa imagen que ha construido sobre ti y el mundo que le rodea.

    Nuestros actos, y con ellos nuestros errores, pueden hacer daño a los demás. Cuando sucede, hay que hacer el esfuerzo de pedir perdón y respetar si la otra persona no acepta las disculpas.

    Beneficios de pedir perdón

    • Mejorar las relaciones con los demás. Pedir perdón es saber valorar a los demás.
    • Reafirmar la personalidad.
    • Controlar las emociones.
    • Ser capaz de ponernos en el lugar de los demás.
    • Evitar los remordimientos e, incluso, la vergüenza de haber hecho mal y no ser capaz de asumirlo.
    • Pedir perdón y perdonar es afrontar las situaciones sin ira, frustración y sin pensamientos negativos.
    • Pedir perdón te hace ser mejor persona.

    ¿Cómo pedir perdón a alguien que has lastimado?

    Pedir perdón a tu pareja, a un amigo o pedir disculpas por un error o contratiempo puntual. Entre una y dos palabras, “perdón” o “lo siento”, que en algunas ocasiones cuesta mucho decir. No se trata de pedir perdón sin tener la culpa o hacerlo de manera constante, con lo que el gesto perdería gran parte de su valor.

    Además de verbalizar las disculpas, pedir perdón implica asumir la responsabilidad del error cometido y la de reparar el daño causado, en la medida de lo posible. Una muestra de voluntad para hacer ver a la otra persona la sinceridad de las disculpas.

    También te puede interesar: Cosas por las que deberías dejar de pedir perdón y toma nota de las 10 frases sobre el perdón que te harán reflexionar.