Peligros de los relámpagos: reglas de prevención

Peligros de los relámpagos: reglas de prevención

Solemos pasar por alto los riesgos que puede conllevar este fenómeno meteorológico, olvidando algunas de las reglas básicas de prevención.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Ultimo aggiornamento:

    Los truenos y relámpagos pueden dejar una estampa casi inaudita en el cielo, pero estamos ante un fenómeno meteorológico que puede conllevar serios riesgos si no se toman una serie de medidas básicas. Especialmente hay que ser prevenidos en los meses de verano, ya que debido al calor las tormentas con relámpagos son mucho más frecuentes. Los relámpagos se producen de manera violenta y repentina. ¿Qué hacer si se avecina tormenta?

    Ante la proximidad de tormenta, si tenemos opción de hacerlo, lo mejor es refugiarse en casa mientras dura. De hecho, la vivienda, así como oficinas, escuelas y otros edificios son lugares muy seguros frente a las tormentas por su construcción con hormigón armado, un material que protege contra los rayos. No hay que olvidar, sin embargo, que hay objetos en situación de riesgo, que pueden ser considerados peligrosos conductores de la corriente del rayo desde el exterior hacia el interior, por ejemplo, la antena de la televisión, cables de teléfono y el sistema eléctrico.

    Entre las cosas que conviene hacer en caso de tormenta con truenos y relámpagos se incluye apagar la televisión y desconectar la antena para evitar que los rayos sean atraídos. Siempre que sea posible, conviene cortar el suministro eléctrico y, solo en caso de extrema urgencia, utilizar el teléfono inalámbrico o un teléfono móvil.

    Durante una tormenta conviene no utilizar aparatos eléctricos, como secador de pelo, plancha o la licuadora; al igual que hay que evitar realizar reparaciones eléctricas o tareas que impliquen el contacto con el sistema eléctrico; retrasar la hora de la ducha o baño, porque el agua es un buen conductor de la descarga eléctrica; evitar quedarse parado en balcones o terrazas donde haya objetos metálicos y sobre todo evitar tocarlos; evitar tomar el ascensor para no quedar atrapados en caso de un corte de energía.

    Si te encuentra en la calle en el coche, no te preocupes, porque el coche es un buen refugio contra los rayos, ya que el material con el que se fabrican las carrocerías de los vehículos están diseñadas para rechazar la corriente y la descarga a tierra a través los neumáticos de lluvia. Sin embargo, siempre es bueno seguir ciertas precauciones, como cerrar ventanas, puertas o escotillas y apagar la radio.

    Cuando, en cambio, la tormenta nos pilla fuera, en el parque, por ejemplo, lógicamente se está más expuesto al peligro. Para evitar cualquier riesgo, mejor alejarse de los árboles tanto como sea posible – los árboles son, de hecho, excelentes conductos para rayos y pueden incluso quemarse si son golpeados por uno. También hay que evitar moverse en bicicleta, podría ser un conductor peligroso. En el mar, lago o la piscina , mejor salir del agua inmediatamente y, si estamos en un lugar sin protección, el consejo es ponerse en cuclillas, con los pies juntos, evitando quedarse de pie totalmente.

    También te puede interesar: 5 reglas de prevención para bañarse seguros en la playa y todo sobre los accidentes infantiles en el hogar: cómo prevenirlos.

    633

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos Salud Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares