Pérdidas de sangre vaginales: Todas las posibles causas

Descubre qué hay detrás de las pérdidas de sangre vaginales y por qué no debemos subestimarlas.

por , il

    Pérdidas de sangre vaginales: Todas las posibles causas

    Las pérdidas de sangre vaginales son aquellas que se producen de manera ajena a la menstruación, de forma irregular o prolongada. El sangrado vaginal puede deberse a varias causas, algunas fisiológicas y otras relacionadas con patologías específicas. Antes de que la preocupación desmedida nos asalte, vamos a ver qué significan y qué señales nos envía nuestro cuerpo.

    Conocer nuestro cuerpo es la mejor manera de saber cuando algo no va bien y, en este caso, de saber cómo actuar ante el sangrado vaginal. Hay que tener en cuenta el momento en el que se produce el sangrado vaginal; es decir, si se produce durante el ciclo menstrual, antes de la menstruación, durante la ovulación, después de mantener relaciones sexuales o durante la menopausia.

    Causas de la pérdida de sangre vaginal

    Manchar sangre sin tener la regla puede estar relacionado con determinadas enfermedades, tales como infecciones (Clamidia, vaginosis bacteriana, hongos…), atrofia vaginal o la enfermedad inflamatoria pélvica.

    El sangrado vaginal puede ser síntoma de infección, en concreto de la vaginitis, una infección que provoca la irritación de la vagina y en la que pueden estar implicadas las bacterias denominadas Gardnerella vaginalis (esta infección se acompaña de otros síntomas como aumento del flujo y olor anormal).

    Pérdidas de sangre durante el embarazo

    En este caso conviene acudir lo más pronto posible al médico, ya que podría tratarse de una señal de aborto natural involuntario. También puede darse el caso de que el sangrado se produzca justo después de un aborto involuntario, tras el legrado.

    Pérdidas de sangre después de tener relaciones

    En ocasiones, el sangrado vaginal se produce después de una relación sexual, especialmente la primera vez, pérdidas que suelen remitir en las siguientes horas o días. Aunque suele tratarse de un fenómeno natural, es aconsejable consultar al médico y someterse a un examen si el trastorno se repite.

    Pérdidas de sangre entre reglas

    Antes de la menstruacción puede producirse un sangrado leve síntoma a tener en cuenta si se produce durante varios días seguidos o después de la pubertad. En estos casos, la pérdida de sangre uterina es de color más oscuro que indica un desajuste en el organismo de la mujer.

    Pérdidas de sangre entre reglas tomando anticonceptivos

    Entre reglas puede producirse un sangrado por la toma de la píldora anticonceptiva o de la píldora del día después. Esto sucede cuando el cuerpo, al tomar la píldora (estrógeno y progestina), interpreta el nivel hormonal como el adecuado para que baje la menstruación. Si las pérdidas se producen a la mitad del ciclo pueden estar relacionadas con el periodo de ovulación, resolviéndose, en este caso, de manera espontánea.

    Pérdidas de sangre durante la menopausia

    Cualquier sangrado, antes o después de la menopausia, debe ser consultado con el médico. Puede deberse a causas benignas (polipos, déficit hormonal, atrofia endometrial), pero también pueden ser síntoma de hiperplasias, cáncer de endometrio o de cuello uterino.

    También te puede interesar: Flujo amarillento y espeso antes de la regla: ¿Qué significa? y todo sobre el manchado antes de la menstruación: Causas del flujo previo a la regla.