Picadura de garrapata: Riesgos y qué hacer

La picadura de garrapata es algo que implica grandes riesgos. Te contamos los detalles.

por , il

    Picadura de garrapata: Riesgos y qué hacer

    Es importante saber cómo actuar ante una picadura de garrapata. Estos parásitos que, generalmente se encuentran en los animales y comúnmente en perros, pueden llegar a resultar muy peligrosos para las personas, su picadura conlleva una serie de riesgos que es mejor conocer. Te descubrimos qué hacer si te pica una garrapata.

    Riesgos asociados a la picadura de garrapata

    Las garrapatas son un tipo de artrópodos que se alimentan principalmente de la sangre de animales pero que pueden picar también a seres humanos.

    El principal riesgo asociado a sus picaduras son las infecciones derivadas de estas ya que las garrapatas viven en condiciones higiénicas muy deplorables y se crían en ambientes húmedos que conllevan la proliferación de múltiples bacterias.

    Actualmente, el mayor riesgo asociado a las enfermedades transmitidas por este tipo de parásito en humanos, es la fiebre hemorrágica crimea- congo. Este tipo de enfermedad, se llama así porque su principal ámbito de actuación es esta zona de África aunque recientemente se han encontrado garrapatas portadoras del virus causante de la enfermedad en 4 comunidades autónomas españolas.

    Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de fiebres espontáneas, de altos niveles de deshidratación, nauseas, fallos del sistema hepático y grandes dolores musculares.

    La tasa de mortalidad de esta enfermedad ronda al 40% y es bastante dañina en personas, por esto es muy importante diagnosticarla a tiempo e incluir un potente y adecuado tratamiento para la misma, aumentando así las posibilidades de superarla.

    ¿Qué hacer si nos pica una garrapata?

    Lo más importante para evitar el contagio de enfermedades y en particular de la virulenta fiebre hemorrágica, es seguir una serie de consejos:
    • Revisar la piel: es importante que si vamos a pasar tiempo en el campo o en lugares en los que nos encontremos ganado y amplia vegetación, revisemos de forma habitual nuestra piel para descubrir este tipo de picaduras.
    • Quitar la garrapata: El tiempo necesario para transmitir enfermedades a un ser humano (incluída la fiebre hemorrágica) es de 48 horas, por esto es muy importante quitar la garrapata lo antes posible de la piel, para ello debemos utilizar unas pinzas y aceites esenciales para lubricar antes de extraer el parásito.
    • Limpieza: Una vez hayamos conseguido extraer la garrapata, tras atravesar su cabeza y tirar suavemente de ella, es muy importante que lavemos la picadura con agua y jabón para posteriormente desinfectar con alcohol.

    Precaución ante las garrapatas

    Las garrapatas pueden ser muy peligrosas y vivir en el cuerpo del huésped al que pican durante más de una semana, por esto mismo es necesario llevar un cuidado preventivo impecable si se tiene la sospecha de encontrarse en un lugar en el que hayan garrapatas. Es importante mantener una higiene adecuada y un control regular de la piel para evitar este terrible incidente, además de utilizar repelentes o perfumes intensos capaces de mantenerlas alejadas.