Pie de atleta: Síntomas, causas y remedios

Pie de atleta: Síntomas, causas y remedios

El pie de atleta, lejos de lo que pueda indicar su nombre, no es una patología que afecte solo a los deportistas profesionales. ¿Cuáles son sus síntomas?, ¿por qué se produce? y, sobre todo, cuáles son los mejores remedios.

por en Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Cuidado de los pies, Hongos
Ultimo aggiornamento:

    El pie de atleta es el nombre que define a una infección por hongos y que puede afectar a cualquier persona, ya sea deportista o no. El responsable es un hongo que ataca la piel del pie dando origen a una infección generalizada e igualmente contagiosa. Pero vamos a ver más detenidamente qué es, los síntomas que lo detalan, las causas y los tratamientos más eficaces.

    Llamado el pie de atleta porque es particularmente frecuente entre las personas que practican deporte o acuden con frecuencia a las piscinas y gimnasios. Este trastorno es una infección contagiosa causada por la presencia de un hongo que crece en los dedos. También conocido como tiña del pie, el pie de atleta es una dermatomicosis provocada por hongos dermatofitos que se deslizan entre los dedos para atacar la piel. Entre los factores que más predisponen a su aparición son la sudoración, el calor y la humedad que se forman en estos espacios de los miembros inferiores.
    Los síntomas Los síntomas son evidentes y difícilmente se pueden ignorar. Entre los dedos del pie, la piel se caracteriza por su enrojecimiento, con la presencia de zonas blanquecinas, húmedas y malolientes, descamación y grietas. Los síntomas tienden a propagarse rápidamente: inicialmente la infección afecta los dedos de un pie pero lo más seguro que el otro también se vea afectado.

    La infección es probable que también se extienda a otras zonas de los pies.

    El tratamiento de este tipo de infección se basa principalmente en el uso de algunos medicamentos específicos, fármacos antifúngicos de acción local o sistémica. En el primer caso, se puede aplicar en las zonas afectadas productos antifúngicos en forma de aerosoles, cremas o polvos. Esta opción es preferible cuando la infección se encuentra en la etapa inicial y los síntomas están localizados y, por tanto, la infección no se ha extendido demasiado. La terapia sistémica, sin embargo, suele ser prescrita por el médico cuando los hongos se han propagado. Se basa en la administración oral de fármacos antifúngicos.

    Además de los fármacos, contamos con algunos otros aliados útiles para aliviar los síntomas y las molestias, como algunos remedios naturales. El tomillo y la lavanda, el bicarbonato, la caléndula y el aloe, con acciones beneficiosas antisépticas y calmantes, que pueden ser utilizados como ingredientes de un baño de pies o aplicando localmente en las zonas afectadas.

    También te puede interesar: Onicomicosis: Tratamiento de la infección por hongos y descubre los remedios caseros para eliminar los hongos en las uñas.

    557

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludCuidado de los piesHongos Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares