Navidad 2016

Piel atópica: Remedios naturales para calmarla

Piel atópica: Remedios naturales para calmarla

Mejora el estado de la piel con estos remedios de efecto terapéutico y fáciles de preparar.

por en Piel, Prevención, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dermatitis, Problemas Piel
Última actualización:
    Piel atópica: Remedios naturales para calmarla

    La piel atópica es una enfermedad crónica de la piel que se manifiesta como eccema y cursa en brotes. La dermatitis atópica, la manifestación cutánea de la atopia, se define como una tendencia a reaccionar de manera exagerada frente a sustancias irritantes, alergénicas e incluso fármacos. Aunque pueda aparecer en personas de cualquier edad, es una enfermedad cutánea más frecuente en niños, sobre todo durante la lactancia y la infancia temprana. ¿Cómo aliviar los molestos síntomas y evitar los brotes repetitivos? Además del tratamiento que prescriba el médico, hay algunos remedios naturales que pueden resultar un excelente complemento por sus propiedades terapéuticas. Tomamos nota de estos remedios.

    Las infusiones elaboradas con plantas depurativas y antiinflamatorias son un excelente aliado para la piel que nos cuida por dentro y por fuera. Entre ellas se incluye la ulmaria que actúa como un beneficioso depurativo, eficaz en el tratamiento de la piel atópica.

    De efecto depurativo, es una planta que no debe faltar en tu botiquín si padeces piel atópica. Combinada a partes iguales con otros depurativos, como el diente de león o la bardana, ayuda a mejorar el estado de la piel ante la aparición de eccemas. Para preparar una infusión depurativa y antiinfecciosa, añadimos 2 cucharadas en medio litro de agua y dejamos hervir durante 2 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar 10 minutos y filtrar. Tomar en pequeñas dosis a lo largo del día.

    Esta planta es un remedio muy valioso para resolver problemas de la piel, y en concreto ayuda a mejorar el estado de las pieles eccematosas.

    Se puede tomar en tintura o aplicar vía externa preparando una decocción con 2 cucharadas de bardana, pensamiento y cola de caballo en medio litro de agua. Hervir durante un par de minutos y dejar reposar otros cinco.

    Especialmente apreciada por su efecto antiinflamatorio y antiséptico. Se puede aplicar en forma de aceite (rociando una gasa con unas gotas y aplicándolo luego sobre la piel) o aplicarla en forma de decocción, preparando una infusión con una cucharada de flores de caléndula en una taza de agua hirviendo. Dejar reposar antes de aplicar.

    La avena no solo te cuida por dentro, también por fuera, así que aprovecha sus propiedades terapéuticas para la piel con un relajante baño. Tan sencillo como hervir, durante un par de minutos, 400 gramos de avena en un litro de agua, y añadir la mezcla al agua de la bañera. Otra opción es preparar compresas empapadas en avena. Para ello, hervimos media taza de avena en 1 litro de agua. Filtrar y mojar la compresa o gasa en el líquido resultante. Aplicar sobre la zona de la piel eccematosa.

    También te puede interesar: Dermatitis por estrés: cómo reconocerla y tratamiento y descubre las causas más frecuentes y los remedios para la dermatitis en las manos.

    659

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielPrevenciónRemedios caserosSalud de MujerConsejos SaludDermatitisProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares