Piel madura: Alimentos para frenar la flacidez

Piel madura: Alimentos para frenar la flacidez

Descubre los aliados para que la piel madura no sea sinónimo de flacidez.

por en Alimentación, Piel, Prevención, Salud de Mujer, alimentación sana, Consejos Salud, Envejecimiento, Problemas Piel
Última actualización:
    Piel madura: Alimentos para frenar la flacidez

    La piel madura no es, ni mucho menos, sinónimo irremediable de envejecimiento prematuro o de la temida flacidez. La piel requiere cuidados a cualquier edad, pero es cierto que a medida que ganamos en años conviene reforzar esos cuidados para evitar que se resienta y pierda firmeza, tersura y elasticidad. ¿Cómo frenar la flacidez? Una correcta hidratación, realizar ejercicio de manera regular y comer sano son tres premisas fundamentales para mantener nuestra piel joven y fresca. La alimentación es clave para el cuidado de nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera. En nuestra despensa vamos a encontrar un buen puñado de alimentos con propiedades beneficiosas para nuestra piel. Tomamos nota.

    ¿Cómo mantener la piel joven y tersa? Especialmente a partir de los 40, nuestra piel puede verse más afectada por los efectos del envejecimiento, entre ellos la flacidez, la cual hará que nuestra piel se vea menos joven y fresca. ¿Cómo retardar y combatir estos efectos? Tan sencillo como seguir unos hábitos saludables básicos, entre los que, como no podía ser menos, se incluye el seguir una dieta sana y equilibrada; dicho en otras palabras, comer bien. Estos son los alimentos que más juegan a favor de la piel.

    Alimentos ricos en antioxidantes

    Los antioxidantes son el mejor escudo protector para ralentizar el envejecimiento en general y el de la piel en particular. Frutas y verduras no pueden faltar en la dieta como principal fuente de antioxidantes (esenciales para combatir los efectos de los radicales libres), además de nutrientes tan fundamentales como vitaminas y minerales. El vino tinto, el chocolate –siempre que contenga un mínimo de 70% de cacao-, y los frutos secos como las nueces son ricos en antioxidantes.

    Verduras

    Llena tu plato de colores.

    Cuanto más colorido tiene nuestro menú, más variada y sana será nuestra dieta. Apuesta especialmente por las verduras de color amarillo y anaranjado (zanahorias, calabaza…) por su contenido en betacaroteno (precursor de la vitamina A que protege las mucosas y la piel). Pimientos, col y tomates nos aportan vitamina C. El pimiento, por ejemplo, no solo va bien para la piel, también para los huesos, los cuales a partir de una determinada edad también requieren una especial atención. Siempre que sea posible, apuesta por los alimentos crudos para garantizar la ingesta de todos sus nutrientes.

    Agua

    Para que nuestra piel se vea en perfectas condiciones debe estar hidratada por dentro. Un ejemplo muy gráfico: pensemos en una hoja seca y una verde; la seca, sin agua, se rompe. Algo similar sucede con la piel, si está seca (sin agua) forma arrugas al gesticular. Lo recomendable es beber entre 1,5 y dos litros de agua al día (incluidas infusiones).

    Frutas

    En nuestra dieta no pueden faltar las frutas del bosque y los cítricos (naranjas, fresas, kiwis…), valoradas por su contenido en vitamina C y colágeno (la vitamina C, antioxidante, favorece la síntesis del colágeno, una proteína que no se puede incorporar de forma externa y que es esencial para evitar la flacidez y las arrugas). El melocotón, las nectarinas o las cerezas también son especialmente apreciados por los betacarotenos.

    Incluir estos alimentos en nuestra dieta es tan sencillo como evidentes sus resultados, ayudándonos a mantener una piel de aspecto joven y saludable. No olvides que nuestra piel también es el resultado de los cuidados de nuestro cuerpo por dentro, de ahí la importancia de la hidratación. Y para completar los cuidados, ejercicio físico de manera regular.

    También te puede interesar: Aphloia, la planta que repara y protege tu piel y todo sobre los tipos de manchas en la piel y sus causas.

    761

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónPielPrevenciónSalud de Mujeralimentación sanaConsejos SaludEnvejecimientoProblemas Piel
     
     
     
     
     
     
    Más populares