Piernas hinchadas: consejos y remedios

¿Tienes las piernas hinchadas? Sigue estos sencillos consejos y conseguirás aliviar los síntomas. Además, apunta todo lo que hay que hacer para evitar que se te hinchen las piernas.

por , il

    PIERNAS HINCHADAS

    Tener las piernas hinchadas es frecuente entre muchas mujeres sobre todo al final del día. Para prevenir la hinchazón de las piernas y ayudarte a aliviar las molestias, te ofrecemos una serie de consejos y remedios que no puedes perderte.

    Por tanto, si eres de las que suele llegar al final de un duro día con las piernas hinchadas, toma nota de estos consejos para reducir el problema:

    • Sal a caminar todos los días al menos durante treinta minutos para activar la circulación.
    • Cuando estés sentada, sobre todo si pasas mucho tiempo en una silla, evita tener las piernas cruzadas. Si por el contrario, tienes que estar muchas horas de pie, muévete de vez en cuando, ejércita tus piernas, para reactivar la circulación sanguínea.
    • Bebe mucha agua durante todo el día, mantén una dieta equilibrada con alimentos sanos y naturales, evita el exceso de grasas y, sobre todo, no abuses de la sal en las comidas ya que aumenta la retención de líquidos.
    • Dúchate con agua fría o, si es invierno, alterna chorros de agua caliente con agua fría terminando la ducha aclarándote las piernas con el agua fría.
    • Masajea tus piernas con un gel con efecto frío extendiéndolo siempre de forma ascendente desde los tobillos hacia arriba.
    • Al final del día, cuando estés en el sofá o en la cama, levanta las piernas y déjalas un rato en alto. También, puedes dormir con ellas en alto, poniendo un cojín para conseguir mantenerlas un poco más elevadas del resto del cuerpo durante la noche.
    • Mantente en forma, practica algo de ejercicio, vete a nadar, apúntate a clases de baile o de yoga, anda en bicicleta… tú eliges el ejercicio que más va contigo.
    • Es recomendable que no lleves uses zapatos de tacón demasiado altos ni uses medias o pantalones excesivamente ajustados que dificultan la circulación de la sangre oprimiendo las piernas. Si quieres, puedes usar medias de presión recomendadas para mejorar la circulación de la sangre.

    Pon en práctica estos consejos siendo constante y reducirás el dolor y la hinchazón de las piernas. Y si tienes oportunidad, prueba la presoterapia, te sorprenderás de sus beneficios.