Navidad 2016

Placenta: Células madre para tratar el hígado y el cáncer de mama

Placenta: Células madre para tratar el hígado y el cáncer de mama

Placenta: Células madre para tratar el hígado y el cáncer de mama. Un hallazgo pionero que, de la mano de los investigadores españoles, abre la vía para transformar las células madre de la placenta y regenerar de manera efectiva el hígado lesionado. Y no es la única posibilidad, ya que las células madre de la placenta pueden ser un excelente medio de transporte de los fármacos antitumorales en los casos de cáncer de mama.

por en Cáncer, Enfermedades frecuentes, Investigaciones Médicas, Salud de Mujer, Cáncer de pecho
Última actualización:

    placenta celulas madre

    Placenta: Células madre para tratar el hígado y el cáncer de mama. Es la novedosa vía que, de la mano de los investigadores españoles, se presenta como una alternativa eficaz para tratar los problemas renales o lesiones del hígado. Un estudio pionero que ha constatado la posibilidad de trasformar las células madre de la placenta en hepatocitos o células del hígado. Y no es la única vía de estudio, porque los investigadores han demostrado que las células madre de la placenta también pueden tener la clave para mejorar el tratamiento de uno de los tumores femeninos más frecuentes, el cáncer de mama.


    Un ensayo pionero para constatar la que podría ser la solución a los problemas del hígado, con la placenta –el tejido protector del futuro bebé en el vientre materno y que se suele desechar tras el parto- como protagonista, en concreto, sus células madre mesenquimales. Células que un equipo de investigadores del centro hospitalario 12 de Octubre de Madrid –Grupo de Medicina Regenerativa del Instituto de Investigación del 12 de Octubre- han trasformado, por primera vez, en células del hígado (hepatocitos) a través de su cultivo in vitro. Estas nuevas células abren una de las puertas más interesantes en el tratamiento de problemas de hígado –cirrosis, cáncer de hígado-, ya que según subrayan los investigadores estamos hablando de la posibilidad de regenerar de manera efectiva este órgano lesionado, e incluso de una alternativa al trasplante hepático.

    El método de trabajo, tal y como recoge el estudio publicado en Cyotherapy (revista de la Sociedad Internacional de Terapia Celular), se basó en el cultivo de las células madre de la placenta en un medio específico y con las proteínas presentes de modo natural en el hígado. A partir de ahí se transformaron en hepatocitos, hasta conseguir una estructura similar a un pequeño hígado de medio centímetro de espesor. La particularidad, y la gran novedad de este estudio, es que esta nueva estructura (hepatosfera) consigue producir albúmina, la proteína que se encarga de distribuir los líquidos corporales del organismo.

    El siguiente paso fue injertar en ratas de laboratorio el pequeño hígado.

    Los resultados de este estudio son muy esperanzadores, ya que abren la puerta a diferentes posibilidades en el tratamiento de las patologías renales. Así, tal y como subrayan los investigadores, este hallazgo puede beneficiar tanto a los pacientes con trasplante hepático como a aquellos que están en lista de espera para recibir un órgano de un donante compatible. El trasplante de hepatosfera no solo mejora la adherencia y la permanencia del injerto tras ser trasplantado, sino que permite la regeneración del hígado de manera eficiente.

    Y no solo en el tratamiento de patologías relacionadas con el hígado. Las células madre de la placenta, tal y como ha constatado el grupo de Medicina Regenerativa del 12 de Octubre en otro estudio publicado en la revista Cancer Gene Therapy, también pueden mejorar los tratamientos del cáncer de mama, uno de los tumores femeninos más frecuentes. En este caso, los investigadores subrayan la capacidad de estas células madre para retardar el desarrollo del tumor y evitar la aparición de tumores secundarios. En concreto, la clave está en que estas células madre pueden ser utilizadas para transportar los fármacos antitumorales, ya que de manera habitual tienden a migrar hacia el tejido de la mama.

    722

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerEnfermedades frecuentesInvestigaciones MédicasSalud de MujerCáncer de pecho

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares