Navidad 2016

Presbicia: Tipos de cirugía para corregirla

Presbicia: Tipos de cirugía para corregirla

Presbicia: Tipos de cirugía para corregirla. Las técnicas lasik, la querotoplastia conductiva o las lentes intraoculares son tres de las técnicas que pueden ayudar a corregir la presbicia, dando un paso más allá en los tratamientos hasta ahora más tradicionales, el uso de gafas o lentes de contacto.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Envejecimiento, Ojos
Última actualización:

    vista cansada presbicia

    Presbicia: Tipos de cirugía para corregirla. Cuando la letra se vuelve borrosa o cuando nos cuesta enfocar los objetos cercanos son dos de las señales más frecuentes de la presbicia, un problema asociado a la edad y para el que hasta relativamente poco no existía la posibilidad de corregir la presbicia con cirugía. El único tratamiento efectivo era usar gafas con cristales convexos. A día de hoy, se puede recurrir a varios tipos de cirugía si no quieren usar gafas ni lentes de contacto.


    ¿Se puede corregir la presbicia? Sí, a través de las técnicas lasik, la querotoplastia conductiva o las lentes intraoculares. Son tres de los tratamientos quirúrgicos a los que pueden someterse los pacientes con presbicia, un problema asociado a la edad –suele aparecer a partir de los 40-45 años- y que se caracteriza por la pérdida de la capacidad de enfocar del ojo a distancias cortas. Esto provoca que veamos borroso, que nos cueste ver con nitidez imágenes cercanas o que necesitemos alejar los objetos (por ejemplo a la hora de leer un libro). La fatiga ocular es otro de sus síntomas, los cuales se pueden agudizar con la falta de luz o al final del día.

    Ante la aparición de las primeras señales es aconsejable realizarse una revisión ocular para confirmar o descartar el diagnóstico. En caso de que se confirmen los síntomas, la utilización de gafas o de lentes de contacto suele ser el tratamiento más habitual para la presbicia o vista cansada. Lentes convexas con una graduación que suele oscilar entre una y tres dioptrías, suficiente para corregir el defecto. Cuando previamente a la presbicia hay un problema de miopía suele ser necesario tener que usar dos gafas diferentes, unas para cerca y otras para lejos u optar por las lentes bifocales o multifocales progresivas.


    Pero cando las lentes de contacto y las gafas no nos convencen como solución, podemos optar por la cirugía. Veamos más detenidamente en qué consiste cada uno de los tres tipos de cirugía que hemos señalado anteriormente:

    • Técnicas lasik: En este caso, hay dos formas de corrección del defecto, la monovisión y la multifocalidad. En el primer caso, un ojo se centra en la visión lejana y el otro en la lejana. Con el paso del tiempo la diferencia entre uno y otro será muy leve. Por su parte, con la multifocalidad ambos ojos se preparan para cerca y para lejos.
    • Queratoplastia conductiva: En este caso el tratamiento se centra en incurvar la córnea a través de unos puntos periféricos de radiofrecuencia, lo que facilita la visión cercana in interferir en la lejana.
    • Lentes intraoculares: Se utiliza sobre todo en los casos de los pacientes más mayores (sobre todo a partir de los 70). Se basa en sustituir el cristalino por una lente multifocal con muy buena corrección para ver tanto de lejos como de cerca.


    La presbicia afecta al cristalino, la lente intraocular ubicada en el interior del ojo, justo detrás de la pupila. Ligamentos y pequeños músculos sujetan esa lente y aumentan o reducen su curvatura cuando miramos objetos lejanos o cercanos. A medida que nos hacemos mayores, se produce una pérdida de elasticidad y el cristalino se vuelve más rígido y tiene problemas para enfocar de cerca. Es cuando aparece lo que se denomina presbicia y que, en mayor o menor medida, afecta prácticamente a toda la población a medida que se envejece.

    753

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEnvejecimientoOjos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares