Primer transplante de cabeza sería una realidad este año

¿Es posible que estemos a un paso del primer transplante de cabeza? Descubre lo que se ha propuesto el neurocientífico Sergio Canavero y por qué genera polémica.

por , il

    Primer transplante de cabeza sería una realidad este año

    El primer trasplante de cabeza podría ser una realidad antes de lo pensado, un reto científico arriesgado y no exento de opiniones encontradas sobre los límites de los trasplantes humanos.

    Todo comenzó con el trasplante de la cabeza de una rata al cuerpo de otra, y aunque sólo logró sobrevivir 36 horas, al neurocientífico italiano Sergio Canavero le han bastado para hacer pública su controvertida pretensión de hacer lo mismo en humanos. No es ciencia ficción, es un paso demasiado arriesgado y que no cuenta con el respaldo de la mayoría de los científicos y expertos en neurología.

    Algo que, tal y como ha señalado en las entrevistas concedidas, estaría preparado para hacer en un plazo aproximado de 10 meses. El osado candidato, un hombre de origen chino.

    Trasplante de cabeza en ratas

    El ensayo realizado con ratas (se llegaron a utilizar un millar), y publicado en CNS Neuroscience and Therapeutics, ha sido realizado por Canavero junto al neurocirujano Xiaoping Ren de la Universidad de Harvin (China).

    La mayoría de la comunidad científica considera osado e imposible realizar un trasplante de cabeza. Canavero no piensa igual, e incluso en el siglo XX ya hubo quien intentó realizar el primer trasplante de cabeza, en su caso utilizando una cabeza de simio. Fue Robert White, en 1970, y sin ningún resultado.

    ¿Cómo será el primer trasplante de cabeza?

    El neurocientífico de Turín anunció en 2016 sus planes, e incluso presentó a la prensa mundial su posible candidato, un joven ruso de 30 años con atrofia muscular espinal, lo cual no hizo sino desatar la polémica. El riesgo al rechazo del trasplante es una de las muchas incógnitas que arroja una operación que, según algunos de los datos desvelados, se realizaría en la ciudad china de Harbin, duraría entre 48 y 72 horas y requeriría la intervención de unos 15 médicos y auxiliares.

    Una de estas incógnitas, la más compleja junto a la de cómo recuperar el movimiento, es volver a conectar la médula espinal. Para rebatirlo, Canavaro se apoya en el experimento en laboratorio con ratones publicado en 2016 en la revista científica Surgical Neurology International.

    ¿Será realmente capaz de realizar el trasplante de cabeza? La cuenta atrás para la respuesta ha comenzado.

    También te puede interesar: Ciencia: la contaminación produce demencia y todo sobre el ovario estampado en 3D que hace posible un embarazo.