Problemas bucales asociados al uso de brackets dentales

El uso de brackets dentales es algo muy común que puede reportar una serie de problemas. Si quieres saber cuáles son y cómo evitarlos, no te pierdas el artículo

por , il

    Problemas bucales asociados al uso de brackets dentales

    El famoso aparato dental es algo necesario para corregir la forma y distribución de los dientes no solo en la adolescencia sino en cualquier periodo de la vida de una persona. Además es algo muy común, que podemos ver incluso en celebrities. El uso de estas piezas metálicas o brackets puede reportan una serie de problemas en la boca que es necesario conocer si queremos evitarlos. A continuación te mostramos los más comunes y cómo evitarlos.

    Problemas más comunes asociados al uso de brackets dentales

    Mal olor de boca

    Otro de los problemas más comunes que puede aparecer cuando usamos brackets es el mal olor de boca. Este olor viene provocado por la comida que se incrustaentre las piezas metálicas o gomas de los brackets. Lo que debes hacer para evitar que este desagradable olor aparezca es evitar los alimentos pegajosos o demasiado pequeños, como por ejemplo, los fideos y mantener una salud dental impecable: lávate los dientes varias veces al día a poder ser con un cepillo eléctrico y pasa hilo dental para quitar los restos de comida que veas que se han quedado atrapados en el aparato. Si además utilizas gomas, cámbialas a diario.

    Llagas en los labios

    Uno de los problemas más frecuentes asociados a la ortodoncia correctora es la aparición de heridas en la parte interna de los labios y las mejillas. Esto es muy normal porque las partes salientes de los brackets rozan constantemente la parte interior de la boca y provocan rasguños que pueden ser más o menos profundos. Para evitar en la medida de lo posible que éstos aparezcan la mejor solución es enjuagarte la boca con agua y sal cuando aparezcan las heridos dos o tres veces al día y evitar el consumo de alimentos duros.

    Dolor

    Desgraciadamente el dolor por brackets durante los primeros momentos hasta que el cuerpo se acostumbra a ellos y al movimiento que provocan para alinear los dientes es casi inevitable. Intenta beber o comer alimentos fríos o helados durante los días en los que te duela porque esto calmará en gran medida el dolor adormeciendo la boca. Además si el dolor es muy fuerte puedes tomar analgésicos suaves de los que puedas adquirir sin receta en la farmacia.

    Lo más importante es la paciencia

    Independientemente del tipo de problemas que tengas con tus brackets lo más importante es afrontarlos con filosofía. Piensa que es algo necesario para poder tener unos dientes alineados y bonitos en el futuro y que además, evitarán muchos problemas asociados a la boca en el futuro. Así que, ya sabes paciencia y a llevarlo de la mejor forma posible.