Navidad 2016

Problemas de audición: ¿Qué hacer?

Problemas de audición: ¿Qué hacer?

Problemas de audición: ¿Qué hacer? En primer lugar, prevenir los factores de riesgo para evitar las lesiones o pérdidas progresivas auditivas. Es cierto que la pérdida de audición suele ser más frecuente a medida que nos hacemos mayores, pero la exposición a los factores de riesgo (excesivos niveles de ruidos, infecciones de oído, tapones de cera, entre otros) no entiende de edades. Cuidar la salud de nuestros oídos también es fundamental para mantener nuestra calidad de vida.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    problemas audicion

    Problemas de audición: ¿Qué hacer? La pérdida de audición se puede prevenir y tratar de manera eficaz. Aunque es un trastorno que suele ser más frecuente entre las personas mayores, hay ciertos factores de riesgos a los que estamos expuestos independientemente de la edad, como la exposición a niveles excesivos de ruido, problemas de salud como la hipertensión, diabetes o infecciones de oído o, incluso, los hábitos poco saludables, como una dieta demasiado rica en grasas. Los problemas de audición, por cierto, no aparecen de forma súbita.


    Dificultad para oír las conversaciones o la televisión, zumbidos o pitidos en el oído y, en algunos casos, vértigos o problemas de equilibrio, son algunos de los síntomas que nos deben alertar de que podemos tener un trastorno o pérdida de audición. Aunque suele ser un problema relacionado con la edad, a nuestra salud auditiva debemos prestarle siempre atención, no solo cuando empiezan a aparecer los primeros síntomas de una pérdida leve de audición, porque hay que recordar que la sordera no aparece de manera repentina. La sordera además de tratarse porque puede aumentar el riesgo de padecer un deterioro cognitivo.

    Los problemas de audición pueden deberse a diferentes causas. Entre ellas, una lesión o defecto en el oído (en la zona del oído medio: martillo, yunque y estribo) que dificulta la transmisión del sonido. La causa más frecuente suele ser la existencia de un tapón de cera, aunque también puede deberse a otitis, inflamación del oído o infecciones.

    Los problemas de audición también puede deberse a una lesión en el oído interno o en el nervio auditivo. La aparición de pititos en el oído suele ser la forma más común de manifestarse, así como una mayor dificultad para la comprensión del lenguaje.

    Entre las causas que pueden derivar en una lesión de este tipo está la presbiacusia, una pérdida progresiva de la capacidad auditiva que se produce a medida que nos hacemos mayores. Suele aparecer a partir de los 40 años. Pero no es la única causa, ya que otros factores de riesgo y que, además, son previsibles y evitables en muchas ocasiones. Estamos hablando de la exposición excesiva a un nivel elevado de ruido. Exposición prolongada (tanto en el caso de determinadas profesiones o trabajos, como por usar auriculares a un volumen muy alto) que provoca una pérdida progresiva de audición.

    Algunas enfermedades también pueden provocar problemas de audición, como los vértigos o la enfermedad de Ménière, una alteración del oído interno. Las infecciones y otras enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, la arteriosclerosis también pueden afectar a la salud de nuestros oídos.


    Ante la pérdida de audición debemos consultar al médico o especialista, especialmente en el caso de las infecciones o que estén expuestas a ambientes ruidosos. Si lo que existe es un tapón de cera, hay que extraerlo. Para detectar los problemas de audición las principales técnicas diagnósticas son la otoscopia (exploración del conducto auditivo interno y del tímpano para detectar la presencia de tapones de cera o infecciones) y la audiometría (para medir el nivel de audición ante un ruido y al escuchar una conversación).

    Los audífonos son una de las opciones más eficaces para tratar la pérdida de audición, los implantes cocleares y, en algunos casos, cuando la pérdida es muy avanzada, se requiere cirugía.

    765

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares