Propiedades terapéuticas del incienso

El incienso es mucho más que una planta aromática, ya que tiene algunas propiedades terapéuticas que lo convierten también en remedio natural.

por , il - Última actualización

    ¿De dónde procede el incienso?, ¿qué propiedades encierra? Apreciado sobre todo por su aroma dulce y balsámico, el aceite de incienso (Boswellia carteri) es un producto derivado de diversas plantas que se encuentran, sobre todo, en África y la península Arábiga. La resina amarilla se extrae de la corteza de los árboles. Te invitamos a descubrir cuáles son las propiedades que se le atribuyen y en qué momentos puede ser un buen aliado natural.

    1. Propiedades antiinflamatorias

    Una de las propiedades que le han atribuido diversos estudios es que el incienso tiene propiedades antiinflamatorias, derivados de los denominados ácidos boswélicos, capaces de bloquear una enzima responsable de la síntesis de prostaglandina E2, sustancia que provoca la inflamación.

    2. Alejar a los insectos

    Si colocas incienso en una habitación los mosquitos no tardarán en desaparecer. De hecho, el olor del incienso hace de repelente para los molestos mosquitos. Tan sencillo como esparcir 3-4 gotas de aceite esencial en la habitación para perfumar el ambiente y alejar a los insectos.

    3. Combatir molestias de las vías respiratorias

    Al incienso también se le atribuye el efecto de ser expectorante y balsámico, lo que ayuda a evitar las molestias del tracto respiratorio, como el resfriado común o el catarro, trastornos propios sobre todo de los meses de frío. Otra manera natural es utilizar el incienso en forma de aceite esencial para preparar un baño relajante.

    4. Propiedades astringentes

    El incienso parece que también tiene propiedades astringentes, y de hecho puede ser un buen remedio contra el dolor menstrual y el tratamiento de infecciones urinarias. Se pueden verter 1-2 gotas de aceite esencial en una cucharada de aceite de almendras y realizar un suave masaje con los dedos, en forma de círculos, en el vientre.

    5. Cuidado de la piel

    El incienso también es eficaz en el cuidado de la piel, ya que puede actuar como un antiséptico. También se considera un aliado beneficioso para contrarrestar el envejecimiento prematuro de la piel y la aparición de las primeras arrugas. Verter unas gotas de aceite esencial en 10-15 ml de aceite de almendras para cara y cuello.

    6. Aplacar la ansiedad

    Cuando la ansiedad, la tensión, la tristeza o el nerviosismo están a punto de alcanzarte, lo mejor que puedes hacer es crear un ambiente más relajado. Extiende 3-4 gotas de aceite esencial en el aire de la estancia o bien opta por tomar un relajante baño a última hora. Pequeños trucos que pueden ayudar a sentirnos mejor.

    Viajes y vacaciones