Navidad 2016

Proteger el estómago de forma natural: 10 claves infalibles

Proteger el estómago de forma natural: 10 claves infalibles

10 claves para proteger tu estómago. Tan incómodas como comunes, hay algunos hábitos cotidianos que conviene corregir porque pueden favorecer la aparición de molestias gástricas.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Hábitos saludables
Última actualización:
    Proteger el estómago de forma natural: 10 claves infalibles

    ¿Cómo aliviar las molestias esporádicas y proteger tu estómago? Descubrimos las 10 claves que nos ayudarán a evitar los malestares leves, la sensación de barriga revuelta o de pesadez en el estómago, entre otras.

    Las molestias estomacales son una de las dolencias más comunes, a la par que incómoda. Hay que prestar atención a estas molestias, porque cuando dejan de ser esporádicas pueden indicar que hay un problema de salud más severo. Si las molestias persisten, conviene consultar al médico. Los nervios, el estrés, una alimentación desequilibrada, un exceso a la hora de comer… son algunas de las causas más comunes que pueden provocar problemas gástricos. Vamos a ver, en 10 claves, qué podemos hacer para proteger nuestro estómago y evitar las incómodas molestias, especialmente cuando para mejorar su salud solo es necesario modificar algunos hábitos cotidianos. Tomamos nota.

    1. Masticar bien y tomar raciones pequeñas. De esta manera, ayudamos al estómago a trabajar menos a la hora de digerir los alimentos. Además, masticar los alimentos ayuda a prevenir la hinchazón abdominal.
    2. Evitar el exceso de sal y de azúcar. Tomar más de 3 gramos de sal al día puede favorecer la retención de líquidos y la hichazón del abdomen. Por su parte, abusar del azúcar puede afectar al funcionamiento del riñón, dificultando la eliminación de agua.
    3. Añadir fibra a la dieta. La fibra facilita el tránsito intestinal, aunque hay que tomarla en su justa medida, ya que tomarla en exceso puede provocar gases o hinchazón.
    4. Comer despacio y evitar las bebidas con gas. Comer con prisas puede provocar distensión de la zona, al igual que abusar de las bebidas con gas. Una razón más para comer despacio.
    5. Evitar las siestas nada más comer.

      Conviene esperar entre 30-60 minutos antes de echarse la siesta, ya que tumbarse justo después de comer, sobre todo si se ha comido mucho, puede favorecer la aparición de gases o malas digestiones. Antes de echarte la siesta, si se puede, conviene dar un pequeño y suave paseo de entre 15-20 minutos, para favorecer la digestión y evitar levantarnos con pesadez estomacal.

    6. Cuidado con los fármacos. Medicamentos como los antiinflamatorios pueden provocar acidez estomacal o reflujo gastroesofágico. Si aparecen estos síntomas, consulta a tu médico para evitar tomarlos.
    7. Practicar ejercicios de relajación. El yoga es una buena opción como terapia de relajación o de meditación, sobre todo en casos de estrés o nerviosismo.
    8. Evitar los kilos de más. El exceso de peso puede favorecer la aparición de reflujo. Es aconsejable acompañar la dieta con ejercicio para mejorar los síntomas.
    9. Respirar de forma controlada. Dedica unos minutos al día respirar de manera profunda. Según los expertos, ayuda a evitar la acidez.
    10. Evitar ciertos alimentos. Hay ciertos alimentos, como el chocolate, el alcohol o los alimentos grasos, que pueden favorecer el exceso de ácido durante la digestión. Algo similar ocurre con las comidas abundantes o picantes.

    También te puede interesar: 10 síntomas de salud que no debes pasar alto y los remedios de la abuela para el dolor de estómago: fáciles y efectivos.

    706

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludHábitos saludables

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares