Navidad 2016

Psoriasis: La piel en Primer Plano

Psoriasis: La piel en Primer Plano

Enfermedad inflamatoria, autoinmune y crónica, en absoluto contagiosa, y que implica un riesgo emocional, el rechazo social por las lesiones de la piel

por en Enfermedades frecuentes, Estrés, Piel, Salud de Mujer, Problemas Piel
Última actualización:

    psoriasis piel

    La psoriasis es una enfermedad de la piel que no es contagiosa ni infecciosa, pero sí es crónica. Lesiones en la piel, el órgano más extenso de nuestro organismo, que pueden aparecer en cualquier parte, incluso en la zona capilar o la planta del pie, codos o palmas de las manos y que conllevan un riesgo emocional, el rechazo social. Para romper estigmas y falsas creencias en torno a esta enfermedad, es importante situarla en primer plano, concienciar para aprender tanto a aceptarla como a tratarla para mejorar la calidad de vida de quien la padece.

    La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, caracterizada por la aparición de lesiones delimitadas de color rojo, cubiertas por escamas que se desprenden y dejan al descubierto minúsculos capilares con sangrado puntiforme. Es una enfermedad crónica, autoinmune, no contagiosa, pero con un riesgo emocional implícito, el de la baja autoestima, depresión y el creer que puede provocar rechazo en los demás. Se estima, según datos médicos y teniendo en cuenta que no todos los que sufren psoriasis han sido diagnosticados, que afecta en torno al 2% de la población. La edad más frecuente de aparición es entre los 15 y 35 años. Aunque no es un trastorno hereditario, sí se ha constatado que en muchos casos hay una predisposición genética.

    La psoriasis es una enfermedad que puede estar relacionada con otros problemas de salud, como la obesidad, la diabetes o las enfermedades del hígado.

    ¿Cuáles son sus causas? Puede deberse tanto a una predisposición genética, como a otros factores como lesiones en la piel, infecciones o reacciones adversas a algún tipo de medicamento o al estrés emocional.

    La psoriasis se origina en el sistema inmune, sobre todo en los linfocitos T (células de la sangre), encargados de proteger el organismo de enfermedades e infecciones. En el caso de la psoriasis estos linfocitos se activan de manera incorrecta, entre ellos una aceleración extrema del proceso natural de recambio celular de la epidermis de la piel, pasando de 30 días en condiciones normales a apenas 4 días en los pacientes con psoriasis.

    Tal y como señalan desde la Asociación de Pacientes de Psoriasis, Artritis Psoriásica y Familiares, esta enfermedad puede manifestarse de diferentes formas. En la piel, las lesiones son rojas y recubiertas con escamas blanquecinas que además se desprenden con facilidad. Pueden producir dolor, picazón, así como agrietarse y sangrar. Las zonas de la piel más afectadas son los codos, rodillas, cuero cabelludo y uñas aunque lo cierto es que puede aparecer zona corporal. En algunas personas la psoriasis puede venir acompañada de la inflamación de articulaciones, lo que se denomina artritis psoriásica.

    #Rompiendobarreras ha sido este 2016 el el lema del Día Mundial de la Psoriasis (se celebra cada 29 de octubre). Un lema con el que han querido hacer visible las barreras con las que muchas de las personas con psoriasis se siguen encontrando en la sociedad, las barreras de los prejuicios, el estigma y la discriminación.

    También te puede interesar: Remedios naturales contra la psoriasis: una guía útil y descubre los 5 trucos de Kim Kardashian para disimular la psoriasis.

    687

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesEstrésPielSalud de MujerProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares