Punción ovárica: Qué es, para qué sirve, riesgos y resultados

Punción ovárica: Qué es, para qué sirve, riesgos y resultados

Indolora y rápida, pero ¿en qué consiste realmente la punción ovárica?, ¿cuándo se recurre a ella?

por en Ginecología, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    Punción ovárica: Qué es, para qué sirve, riesgos y resultados

    La punción ovárica o punción folicular es una intervención quirúrgica, indolora (se realiza bajo sedación general) y que no requiere hospitalización, que forma parte del proceso de fecundación in vitro (FIV), una de las técnicas de reproducción asistida más conocidas. La punción ovárica es una de las 4 fases de la fecundación in vitro, obteniendo los óvulos después de la estimulación ovárica para ser fecundados con espermatozoides en el laboratorio. La punción ovárica también se realiza en caso de donación de óvulos.

    La punción ovárica se puede definir como la técnica para extraer los óvulos de los folículos ováricos. La intervención se realiza con un ecográfico transvaginal y una aguja específica para la punción. Una vez localizados los folículos se procede a extraer el líquido folicular en el que se almacenan los óvulos para proceder a su fecundación en el laboratorio una vez hayan sido aislados. Una vez fecundados, se procede a la transferencia de embriones, la última de las cuatro fases de la fecundación in vitro (estimulación ovárica, punción ovárica, fecundación de óvulos y transferencia de embriones).

    ¿Cuánto dura?

    Es una intervención ambulatoria, es decir, no requiere hospitalización. La punción ovárica se realiza en un tiempo de entre 20-30 minutos, y en apenas unas horas se recibe el alta, debiendo no obstante seguir una serie de recomendaciones, como el guardar reposo durante todo el día. También es importante no haber tomado ningún alimento (ni sólido ni líquido) las 8 horas antes de la intervención.

    ¿Cuántos óvulos se extraen en una punción?

    Depende de cada mujer, aunque la cifra media se sitúa entre los 6-12 óvulos en una punción ovárica.

    Hay que subrayar que la punción es un procedimiento seguro e indoloro, si bien como toda intervención pueden aparecer complicaciones, aunque la incidencia es baja.

    Entre las complicaciones más frecuentes, y que conviene tener en cuenta para prevenirlas, se incluyen:

    Hemorragia

    Es la común, y suele estar causada por punciones repetidas, ovarios de difícil acceso o muy móviles. El sobrepeso de la paciente también se incluye como un factor de riesgo.

    Infección

    Causada por la inoculación de gérmenes a través de la aguja utilizada para la punción. Se previene con la limpieza de la vagina y la vulva antes de la punción.

    Torsión ovárica

    En términos médicos la torsión ovárica define la rotación del ovario estimulado sobre su propio eje, debido al peso o por la presión de la aguja al hacer la punción.

    Fallo en la recuperación ovocitaria

    Cuando tras la fase de estimulación ovárica la recogida de ovocitos falla debido a la baja respuesta a la estimulación.

    En algunos casos pueden aparecer pérdidas de sangre vaginal después de la punción, así como alguna molestia. De ahí que la recomendación sea permanecer en reposo el resto del día, evitando sobre todo realizar esfuerzos.

    También te puede interesar: Todo lo que necesitas saber sobre fertilidad y reproducción asistida y descubre las 10 señales de infertilidad que todas las parejas deben conocer.

    679

    ESCRITO POR PUBLICADO EN GinecologíaSalud de MujerConsejos Salud
     
     
     
     
     
     
    Más populares