Navidad 2016

¿Qué comen los nutricionistas en los restaurantes?

¿Qué comen los nutricionistas en los restaurantes?

¿Comer fuera de casa es menos sano? Lo cierto es que comer fuera siempre implica más dificultades a la hora de controlar las calorías que tomamos, así como la sal, azúcar o exceso de grasa. Sin embargo, comer bien fuera de casa también es posible. ¿Qué comen los nutricionistas en los restaurantes?

por en Alimentación, Nutrición, Salud de Mujer, Alimentación Equilibrada, alimentación sana, Consejos Salud
Última actualización:
    ¿Qué comen los nutricionistas en los restaurantes?

    Comer saludable en los restaurantes, a día de hoy, es más que posible. Y para que la próxima vez nuestra elección de menú sea plenamente acertada, vamos a ver qué comen los nutricionistas cuando van de restaurante y cuáles son sus consejos dietéticos.

    1. Salmón con espárragos a la parrilla: Un sencillo, a la par que nutritivo plato. Rica, sabrosa y con pocas calorías. Además, el salmón es rico en Omega 3, lo que ayuda a reducir la inflamación del cuerpo y es bueno para la piel. Por su parte, los espárragos a la parrilla se hacen con un chorrito de aceite, por lo que eliminamos otros platos que puedan tener más aceites o grasas. Se puede acompañar con otras verduras salteadas.
    2. Ensalada de entrante: Nada como una buena ración de verduras, la cual podemos acompañar con pollo a la plancha y un poco de queso (aporta sabor como aderezo de la ensalada), así como un chorrito de aceite.
    3. Tortilla de clara de huevo con espinacas, champiñones, tomates y cebolla: De manera adicional, podemos pedir al camarero que nos añadan un poquito de pimienta molida. Lo que hay que evitar en los restaurantes son las patatas fritas como acompañante de los platos. Lo mejor es pedir que nos traigan, por ejemplo, un tomate cortado en rodajas.
    4. Camarón con espinacas salteadas: El marisco es rico en proteína y omegas, y las espinacas reportan numerosos beneficios para nuestra salud, especialmente para la mujer.
    5. Pulpo, ostras, mejillones o almejas: Todos ellos son una buena opción, especialmente si nos gusta el marisco y sobre todo si queremos cuidar la línea.

      Al prepararse hervidos o al vapor, es muy fácil evitar las calorías innecesarias. Además, el marisco es rico en proteínas y en minerales (zinc , magnesio, potasio, calcio y hierro), que son importantes para el sistema inmune, la regulación de la presión arterial y el equilibrio de líquidos y electrolitos. Son también una gran fuente de ácidos grasos Omega-3, un potente antiinflamatorio, es son bajos en grasas saturadas. Una gran ventaja es cuando en el restaurante sirven copas de cóctel con aguacate o lechuga, por ejemplo.

    6. Plato de pasta: Una buena opción si cenamos fuera. Como entrante, conviene pedir una sencilla ensalada mixta, baja en calorías y saciante. A continuación, el pasta, evitando aquellos platos con demasiada salsa o con carne, sobre todo para controlar las calorías. Se puede acompañar la pasta con verduras, como brócoli o espinacas salteadas con ajo y aceite.

    Aunque lógicamente todo depende del tipo de restaurante, como regla general hay que optar siempre por darle protagonismo a las verduras y hortalizas en el menú. Es mejor elegir carne magra y, si es posible, pedir ensalada como entrante o como acompañante del primer plato. El pescado, siempre fresco, es también una buena opción para comer fuera de casa. Y no hay que olvidar prestar atención a las bebidas, que también pueden engordar.

    También te puede interesar: Dieta y restaurantes: Aprende a compaginarlos y Comer fuera de casa: 5 consejos para comer sano y no engordar.

    614

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónSalud de MujerAlimentación Equilibradaalimentación sanaConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares