Qué hacer cuando estás triste y no sabes por qué: Ideas para pasar el tiempo y distraerse

No hay un motivo evidente, pero en ocasiones, sin más, la tristeza y el desánimo nos pillan con las defensas bajas. ¿Qué hacer? Toma nota de estas ideas y olvídate de estar triste.

por , il

    La tristeza puede dar paso a la ansiedad, y por si fuera poco suele llegar acompañada de una mayor sensación de cansancio. Quedarte parada, tirada en el sillón con la tristeza y la apatía como compañeras, no es la solución, sino todo lo contrario. Si estás triste y no sabes por qué, es momento de salir de la rutina y despejar la mente para ver las cosas de otra manera. Y para ello, nada como distraerse con algunas ideas prácticas, divertidas e, incluso, saludables. Toma nota y dirás adiós a la tristeza en un abrir y cerrar de ojos.

    1. Dar un paseo

    Algo tan sencillo como andar aleja el estrés y mejora el humor. Andar también es una forma de hacer ejercicio físico, el cual estimula la liberación de endorfinas, las hormonas que reducen la tensión nerviosa y nos hacen sentir más animados, optimistas y felices. El mejor argumento para salir a la calle y dar un grato paseo.

    2. Date un pequeño capricho

    Desde tomar un trozo de pastel a desconectar el móvil durante el resto del día. Conceder un poco más de atención a tu bienestar te ayudará a mejorar tu estado de ánimo y, de paso, a olvidarte de las preocupaciones. Concederse de vez en cuando pequeños caprichos contribuye a vivir más felices.

    3. Hacer ejercicios de respiración

    Aprender a relajarse es fundamental, especialmente cuando nos asaltan momentos de desánimo. Dedicar unos minutos al día a desconectar ayuda a mejorar el estado de ánimo. Cada uno tiene sus recursos, pero las técnicas que dan mejor resultado son los ejercicios de respiración y meditación.

    4. Ordenar el armario

    Revisar el armario te hará olvidarte de otras preocupaciones y además es la forma más práctica de seleccionar las prendas que mejor te sientan y con las que te ves más favorecedora. Desecha las prendas que no te hayas puesto en el último año, regálalas o véndelas en una tienda de ropa de segunda mano o en la red.

    5. Darse un baño relajante

    Cultivar la relajación mejora el estado de ánimo, al tiempo que nos enseña a ser más pacientes y a tomarnos la vida con más filosofía. Darse un baño relajante, con aceites esenciales, mejora el bienestar y aleja la tristeza, la cual conlleva un desgaste físico y mental.

    6. Practicar Knitting

    ¿Sabías que tejer (knitting) es la mejor terapia para relajarse y olvidarse de todo? Con las dos agujas y ovillos de lana o de hilo podemos dar rienda suelta a la creatividad, haciendo desde las clásicas bufandas a otras prendas de punto o detalles para decorar la casa.

    7. Hacer patchwork

    Consiste en unir retales de diferentes tamaños y colores para hacer ropa, colchas, bolsos… y no es necesario tener mucha experiencia a la hora de coser. Combinar los tejidos y hacer tus propias creaciones puede ser un buena terapia para olvidarte de la tristeza. Comienza con algo fácil, una funda para el móvil.

    8. Customiza una camiseta

    Si estás aburrida, ¿qué te parece ponerte manos a la obra y ser un poco creativa? Coge una camiseta blanca básica, coloca un cartón dentro y con trozos de patata, cortados en formas como estrellas o triángulos y pintados por un lado, haz estampaciones.

    9. Tómate un zumo o batido

    Tomar un zumo o batidos de frutas es, de entrada, una idea de lo más saludable. Las frutas dan vitalidad. Puedes acompañarlos de una cucharadita de copos de germen de trigo que, al igual que la levadura de cerveza o la jalea real están considerados superalimentos, una auténtica inyección de energía para superar el desánimo.

    Viajes y vacaciones