Navidad 2016

Quistes de la piel: ¿Por qué salen?

Quistes de la piel: ¿Por qué salen?

Quistes de la piel:¿Por qué salen? Es la pregunta que sigue a otra no menos importante, ¿son inofensivos? Aunque en algunos casos se pueden infectar y hay que recurrir a la cirugía para extirparlos, no son un trastorno grave, aunque sí puede ser incómodo o antiestético. Pero los bultos también nos pueden alertar de un tumor benigno del tejido adiposo, por lo que conviene despejar dudas.

por en Enfermedades frecuentes, Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas Piel
Última actualización:

    quistes piel

    Quistes de la piel: ¿Por qué salen? No es la única pregunta que nos asalta ante un quiste, ¿son inofensivos? Los quistes se localizan debajo de la piel y suelen ser el resultado de la obstrucción de los conductos de las glándulas sebáceas obstruidas o por folículos capilares. El más común de los quistes de piel es el epidérmico o sebáceo. Antes de extirpar los quistes, cuando solo se trata de una cuestión estética, hay que valorar la importancia de la cicatriz. Ante cualquier duda, consultar siempre al médico, en este caso al dermatólogo.


    Suelen denominarse quistes a los bultos que se forman debajo de la piel, aunque también puede tratarse de tumores benignos del tejido adiposo. En concreto, se trata de los denominados lipomas, los cuales suelen ser blandos al tacto, pocas veces duelen y generalmente se descubren por accidente.

    ¿Por qué salen los quistes? Tal y como hemos señalado, los quistes suelen ser la consecuencia de la obstrucción de los conductos de las glándulas sebáceas o de los folículos capilares. Se notan justo debajo de la superficie de la piel y en cuanto a su contenido no se trata exactamente de grasa, sino de queratina, producida por la descamación de la epidermis y que se va acumulando en su interior.

    Por su parte, los tumores suelen aparecer por la proliferación excesiva de las células que se encargan de almacenar grasa debajo de la piel, y como sucede en la mayoría de los tumores, su origen sigue arrojando algunas preguntas sin respuesta.

    Los quistes de la piel suelen estar bien delimitados por una envoltura denominada cápsula, formada por la dilatación de las paredes de las glándulas obstruidas. Los quistes, al ser formaciones de la piel, suelen estar adheridas a ella, al contrario de lo que sucede con los tumores que no se pegan a la piel y se pueden mover con cierta facilidad.

    Los quistes se pueden abrir para vaciarlos, aunque es posible que en algunos casos vuelvan a aparecer, sobre todo cuando no se elimina la cápsula. Por su parte, en el caso de los tumores, se pueden extirpar por varios motivos.

    Uno de ellos, por estética, y otro cuando su localización puede acarrear complicaciones. Los tumores pueden aparecer en varias partes del cuerpo.


    El tipo más común de quiste es el epidérmico o sebáceo, provocado por una glándula sebácea obstruida. Puede infectarse, aunque no son graves. Los quistes sebáceos pueden aparecer en el cuero cabelludo, en la cara, en la espalda, entre otras zonas del cuerpo. No todos se comparten de la misma manera, pero algunos sí pueden crecer o infectarse. Para saber si está infectado, algunas señales son el dolor al presionar, enrojecimiento o sensación de calor al palpar el bulto.

    El quiste pilonidal, por su parte, sí suele ser doloroso y está causado por infección, generalmente a través de pequeñas alteraciones de la piel entre los glúteos. Cuando el bulto, un pequeño nódulo blando, aparece en la muñeca, se denomina ganglión, y puede cambiar de tamaño en pocas semanas. En algunas ocasiones incluso desaparece de manera espontánea. En otras, puede volverse un incómodo bulto, por lo que puede ser necesario recurrir a la cirugía.

    703

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares