Navidad 2016

Recalentar alimentos: ¿Malo para la salud?

Recalentar alimentos: ¿Malo para la salud?

Aprovechar las sobras y evitar el desperdicio de alimentos es una costumbre con la que también hay que adoptar algunas precauciones para la salud.

por en Prevención, Salud de Mujer, alimentación sana, Consejos Salud
Última actualización:
    Recalentar alimentos: ¿Malo para la salud?

    ¿Cuándo y cómo recalentar los alimentos? Una pregunta que nos lleva ineludiblemente a otra, ¿se pueden recalentar todos los alimentos? Es cierto que hay que evitar desperdiciar los alimentos, pero no menos importante es vigilar cómo conservar y recalentar las sobras para que su posterior consumo no resulte peligroso para la salud.

    Lo primero de todo es controlar los tiempos, siendo fundamental guardar en la nevera o congelar los alimentos en un plazo máximo de dos horas desde que se han cocinado. Transcurrido este tiempo, incluso menos cuando la temperatura es muy alta, el riesgo de proliferación de bacterias aumenta y con ello el riesgo de que nos siente mal al consumirla.

    Además de respetar los tiempos que la comida pasa a temperatura ambiente hay que ser muy precavido con su manipulación. Entre las reglas básicas, siempre que vayamos a tocar o manipular alimentos hay que lavarse las manos, así como limpiar los utensilios y superficies con los que pueda entrar en contacto. Asimismo, los alimentos que vayamos a reservar hay que retirarlos del recipiente o cazuela en la que los hayamos cocinados y ponerlos en un nuevo recipiente limpio y debidamente tapado.

    ¿Cuándo tiempo conservar las sobras? No más de dos días es la recomendación de los expertos en nutrición para que los alimentos se mantengan aptos para su consumo y no constituyan un peligro para la salud (intoxicación alimentaria). Si no vamos a tomar las sobras en la siguiente comida, lo mejor es optar por congelar, anotando la fecha en el recipiente para que no se nos olvide.

    A la hora de recalentar los alimentos hay que tener cuidado con las temperaturas. En el caso de las sopas o las salsas es conveniente dejar que se calienten hasta entrar en ebullición. Las sobras deben calentarse de forma rápida a una temperatura uniforme y alcanzando los 70 ºC en el centro del alimento. Es importante no recalentar dos veces la comida y, sobre todo, hay que evitar mezclar sobras que provengan de diferentes comidas.

    También te puede interesar: Seguridad alimentaria: La prevención está en nuestras manos y descubre cuáles son los 10 alimentos más peligrosos para la salud.

    449

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de Mujeralimentación sanaConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares