Navidad 2016

Reflexología: Terapia con efecto antiestrés

Reflexología: Terapia con efecto antiestrés

Reflexología: Terapia con efecto antiestrés. Tan natural como ancestral, la reflexología se basa en aplicar presión sobre determinados puntos del pie para estimular otras zonas del cuerpo. Es una buena aliada en el caso de problemas de estrés, ansiedad e insomnio. Y no solo en el terreno mental, también en el físico puede ayudar a aliviar molestias o dolores como las migrañas, dolor de espalda o lesiones musculares.

por en Estrés, Masajes, Medicina Alternativa, Prevención, Salud de Mujer, Ansiedad, Consejos Salud, Terapia para el dolor
Última actualización:

    reflexologia

    Reflexología: Terapia con efecto antiestrés. No siempre les prestamos la debida atención y cuidados, pero nuestros pies también influyen en nuestro estado de salud y bienestar, un equilibrio que podemos recuperar con una terapia que se basa en aplicar presión en determinados puntos del pie. Es lo que se conoce como reflexología podal, un masaje terapéutico para los aliviar los síntomas o molestias que nos provoca desde el cansancio, la fatiga o los dolores musculares, al estrés y la ansiedad. Prueba a sentirte mejor con una terapia tan natural como ancestral.


    La reflexología es una terapia natural para aliviar dolores sin recurrir a los fármacos y que parte de la premisa de que cada parte de nuestro cuerpo tiene su reflejo en un punto del pie, una parte de nuestro cuerpo en la que hay más de 7.000 terminaciones nerviosas. Ejerciendo presión con los dedos de las manos sobre estos puntos, se consigue estimular esas partes del cuerpo afectadas por las molestias de los trastornos físicos o emocionales, como puede ser el estrés y la ansiedad, un problema cuya prevalencia es mayor entre las mujeres y que puede derivar en otros problemas como los trastornos del sueño. La reflexología puede ayudarnos a sentirnos mejor tanto por dentro como por fuera, de hecho, entre sus beneficios atribuidos a esta terapia está el aliviar las migrañas, el dolor de espalda, las molestias musculares o lesiones.

    La reflexología mejora nuestro sistema de circulación, ayuda a nuestro organismo a liberar toxinas, regula el funcionamiento de los órganos del cuerpo y, sobre todo, ayuda a nuestro cuerpo a relajarse.

    Una técnica terapéutica que se puede aplicar a todas las edades, salvo algunas excepciones. En el caso de las mujeres, salvo durante el primer trimestre de embarazo, puede ser una buena aliada para ayudar a su cuerpo a ir adaptándose a su nuevo estado, aliviando síntomas como los mareos, anemia, fatiga, pies hinchados, ansiedad o dolor de espalda, entre otras molestias. Por otra parte, tampoco es recomendable aplicar esta terapia en el caso de aparición de hongos, o el tener heridas en los pies, episodios de fiebre o en el caso de haber sufrido un infarto de miocardio. En cualquier caso, siempre debe ser el terapeuta el que nos informe y nos aconseje sobre cómo obtener el máximo beneficio de esta terapia.

    La reflexología, incluida en el capítulo de la reflexoterapia, es una técnica tan natural como ancestral, ya que tiene su origen en China hace más de 5.000 años, al tiempo que hay estudios que atestiguan que ya la usaban los egipcios. Al sentirnos más relajados, liberados del estrés o de las molestias, nos sentiremos más animados y mejorará nuestro estado de ánimo, consiguiendo estimular nuestra creatividad.

    608

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EstrésMasajesMedicina AlternativaPrevenciónSalud de MujerAnsiedadConsejos SaludTerapia para el dolor

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares