Navidad 2016

Regla abundante: Señales que deben preocuparte

Regla abundante: Señales que deben preocuparte

Una regla que dura más de 7 días, o con intervalos inferiores a 21 días, se considera anormal, pero además hay que prestar atención a otros señales que deben alertarnos. Empapar 7 o más compresas al día, sin que necesariamente la regla dure más, es sinónimo de una regla abundante.

por en Ginecología, Menstruación, Salud de Mujer, Consejos Salud, regla
Última actualización:
    Regla abundante: Señales que deben preocuparte

    Las reglas abundantes pueden ser una señal inequívoca de que algo no anda bien. Pero, ¿cuando debemos considerar que la regla es más abundante de lo normal? Si empapamos una compresa o tampón cada hora, teniendo incluso que cambiarse por la noche; la presencia de coágulos o una mayor sensación de cansancio pueden indicar la existencia de algún trastorno, desde la posible presencia de miomas o quistes al primer anuncio de que la menopausia está cerca.

    Los problemas ginecológicos más frecuentes, y que entre sus síntomas incluyen las reglas abundantes, son los fibromas uterinos o miomas, los pólipos (alteración de la mucosa menstrual) y algunos quistes de ovario. Además, hay que tener en cuenta que puede ser indicio de un problema relacionado con otro órgano del cuerpo. Es el caso, por ejemplo, de los desequilibrios hormonales o de la alteración del tiroides. Puede haber otras causas que provoquen un aumento de la regla, como determinadas enfermedades de la sangre, la toma de determinados fármacos (anticoagulantes y antiinflamatorios) o problemas con el DIU (dispositivo intrauterino). Si notamos que la regla es más abundante de lo habitual, y sobre todo nunca antes habíamos tenido este problema, es aconsejable consultar al médico para desvelar la verdadera causa.

    La menopausia no llega de la noche a la mañana. Al menos dos o tres años antes, comienzan los primeros desajustes en el ciclo menstrual, tanto en cantidad como en frecuencia. Esto es debido al desgaste de los ovarios, los cuales poco a poco van perdiendo energía. Esto se traduce en cambios de la regla, pudiendo ser más larga y abundante, o más corta, incluso puede haber meses en los que no aparezca. Este tipo de desajustes suele ir acompañado de otros síntomas, como aparición de sofocos, hinchazón y cambios de peso, pérdida del sueño y cambios de humor.

    En esta etapa es fundamental cuidar la alimentación, realizar ejercicio físico y visitar al ginecólogo para solventar los posibles efectos de la menopausia.

    Hay otros factores que también influyen en el tipo de regla. Así, tanto la genética como la edad influyen, y mucho. Aunque no siempre, las mujeres cuyas madres o abuelas hayan tenido siempre reglas abundantes o ciclos menstruales largos, serán más proclives a heredar esta condición. Como hemos señalado, la menopausia también tiene mucho que ver, aunque no es la única etapa de la vida que puede provocar cambios en la regla. En los dos primeros años de la regla, la regla suele ser más larga y abundante. Algo similar ocurre en los casos de las mujeres con problemas de sobrepeso o obesidad, debido a la mayor cantidad de hormonas circulantes.

    En definitiva, cuando las pérdidas sanguíneas son anormales, y sobre todo cuando interfieren en nuestro día a día y nos impiden llevar una vida normal, hay que estar alerta y consultar con el médico para saber si hay un problema mayor o simplemente es un desajuste.

    También te puede interesar: Regla abundante: 15 causas que la explican y reglas dolorosas: causas, síntomas y cuándo preocuparse.

    671

    ESCRITO POR PUBLICADO EN GinecologíaMenstruaciónSalud de MujerConsejos Saludregla

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares