Reiki: Hospitales de Madrid prohíben su promoción y aplicación

La Consejería de Sanidad de Madrid quiere eliminar toda la publicidad y promoción del reiki de los hospitales.

por , il

    Reiki: Hospitales de Madrid prohíben su promoción y aplicación

    Reiki prohibido. La Comunidad de Madrid ha pedido a los hospitales públicos que no publiciten ni promocionen el reiki. Una pseudociencia que consiste en la supuesta transmisión de energía imponiendo las manos y que se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. Una nueva circular de la consejería prohíbe que en los centros públicos se anuncien academias o cursos de esta terapia energética, no reconocida por el Ministerio.

    Seguro que has visto anuncios sobre reiki. Una terapia japonesa que en teoría sirve para relajar al enfermo con la imposición de manos sobre su cuerpo, gracias a la energía de las personas. Pues bien, la comunidad de Madrid le ha declarado la guerra.

    El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) ha enviado a todos los hospitales públicos una circular prohibiendo toda la publicidad y promoción relativa al reiki. El año pasado, el Sermas ya prohibió a los centros públicos que sus pacientes recibieran esta terapia, que generalmente organizaban asociaciones privadas y fundaciones. Se trata de medicina alternativa, como puede ser la homeopatía, que también es muy criticada, con casos clamorosos en los últimos días.

    Un negocio privado

    El secretario general del CPFCM, José Santos, señala “que un servicio público no puede servir a fines privados, para encubrir un negocio privado”. Además asegura que muchas academias de reiki utilizaban las instalaciones de los hospitales públicos para ofrecer sus cursos, que aderezaban con “prácticas no remuneradas en centros públicos.

    Médicos oncólogos comentan que esta “técnica de relajación ayuda a disminuir la ansiedad” de los pacientes y a “reducir los efectos secundarios de algunos fármacos”. Por ejemplo se usa para migrañas o dolores de cabeza, como hace la acupuntura. Sin embargo, muchas voces lo han criticado.

    Viajes y vacaciones