Navidad 2016

Remedios caseros para mantener la agilidad mental

Remedios caseros para mantener la agilidad mental

Remedios caseros para mantener la agilidad mental. ¿Sabías que el cerebro gasta hasta el 30% de la energía que nos aportan los alimentos? Toma nota de estos aliados naturales para mantener la agilidad mental y la salud del cerebro.

por en Alimentación, Prevención, Remedios caseros, Salud de Mujer, alimentación sana, Cerebro, Consejos Salud, Memoria
Última actualización:
    Remedios caseros para mantener la agilidad mental

    ¿Sabías que el cerebro consume hasta el 30% de energía que nos reportan los alimentos? De ahí que la dieta juegue un papel esencial en el mantenimiento de su salud. Toma nota de estos remedios caseros y naturales para mantener la agilidad mental.

    De igual manera que debemos mantener activo nuestro cerebro -hábitos tan saludables como la lectura o los pasatiempos- también debemos prestar atención a lo que comemos, fundamental para aportarle la energía que necesita. Ciertos nutrientes tienen la capacidad de impulsar la actividad cerebral, la agilidad mental y potenciar la memoria. Toma nota de estos sencillos remedios caseros que te ayudarán a proteger tu cerebro.

    1. Lino: Las semillas de lino, presentes sobre todo en el pan alemán, son una fuente extraordinaria de ácidos grasos Omega 3, cuyo déficit puede provocar pérdida de memoria, falta de concentración y dificultades para asimilar una determinada información. Las semillas de lino también aportan magnesio, selenio, fibra y vitamina E.
    2. Fresas o arándanos: Su característico color se lo aporta su contenido en antocianinas, un pigmento que se encuentra en las fresas, arándanos, ciruelas y moras, y que favorece la creación de nuevas neuronas en el hipocampo, la zona del cerebro asociada a la memoria. Se pueden tomar al natural o, bien, añadir un puñado de estas frutas al yogur o a los cereales. La mermelada de frutas del bosque también es rica en antocianinas, un pigmento exclusivo del reino vegetal que protege tu cerebro.
    3. Uvas pasas: El estrés, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas o con cafeína, o los alimentos procesados pueden reducir la producción de inositol, un compuesto que nutre a las neuronas.

      Para conseguir paliar esta carencia prueba a añadir un puñado de uvas pasas a la ensalada. Además, las pasas que se toman con sus semillas también aportan resveratrol, un antioxidante bueno para el cerebro.

    4. Lecitina de soja: Para una menta más activa, lecitina de soja, buena también para reducir el colesterol. Este suplemento dietético es rico en colina, sustancia que favorece la formación de nuevas conexiones neuronales, potencia la memoria y mejor la atención y el aprendizaje. Tomar dos cucharaditas al día de lecitina de soja ayuda a frenar la pérdida de facultades intelectuales.

    Seguir una dieta demasiado rica en grasas animales y alimentos refinados puede influir en las funciones cerebrales. Por este motivo, conviene reducir a un máximo de 2-3 veces al mes el consumo de carne roja (ternera, cerdo, cordero, embutidos…). Es mejor optar por carne de ave y pescado (blanco o azul). De igual manera, hay que evitar los productos refinados, la bollería industrial y los dulces. El cerebro, para funcionar correctamente, necesita que los valores de glucosa sean estables, ya que de lo contrario se ralentiza y se puede acelerar su proceso de degeneración (pérdida de memoria, falta de concentración…). El mejor consejo es seguir una dieta rica en fibra (productos integrales, verduras y hortalizas frescas, legumbres…).

    También te puede interesar: Memoria: cómo mantenerla activa y descubre cómo afecta el azúcar a la pérdida de memoria.

    686

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónPrevenciónRemedios caserosSalud de Mujeralimentación sanaCerebroConsejos SaludMemoria

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares