Remedios naturales contra los dolores musculares

Remedios naturales contra los dolores musculares

Los dolores musculares son uno de los problemas más frecuentes, y quizá por eso los subestimamos. ¿Sabes a qué se deben y cómo evitarlos? Echamos mano de los remedios naturales como aliados para plantarles cara.

por en Prevención, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud, Músculos
Ultimo aggiornamento:

    La falta de ejercicio, un sobreesfuerzo y las malas posturas son de los principales responsables de los dolores musculares. Aunque también están las emociones, es decir, ciertas situaciones vitales que producen tensiones musculares reduciendo su flexibilidad. Los dolores musculares pueden afectar al día a día e, incluso, alterar el sueño nocturno.

    Para calmar los síntomas del dolor muscular no siempre es necesario recurrir a los fármacos, ya que en ocasiones, si es un problema leve o transitorio, podemos recurrir a las hierbas naturales con propiedades terapéuticas. Hierbas que ejercen un efecto calmante y antiinflamatorio. Vamos a ver, a continuación, algunos de estos remedios naturales que noks pueden ser muy útiles.

    Excelente, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas y analgésicas, la ulmaria (spiraea ulmaria), una planta muy utilizada para calmar el dolor, y que se puede combinar con harpagocito y sauce. Se puede beber en infusión hecha, dejando macerar durante unos minutos las flores secas de la planta en una taza de agua hirviendo. Tomar al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche.

    Si el dolor en los músculos aparece al realizar movimientos de estiramiento y están más concentrados en las articulaciones (manos, rodillas…), se puede recurrir a una planta con efecto antiinflamatorio y analgésico y conocida como la garra del diablo (harpagocito), una enredadera perenne con una característica forma de gancho que se recomienda en casos de dolores articulares, reumáticos para reducir el dolor; y la Boswellia serrata, una hierba nativa de las regiones subtropicales de África y con propiedades antiinflamatorias. Para proporcionar alivio a los músculos y las articulaciones, es mejor tomar el extracto a base de cápsulas de una de las dos hierbas dos veces al día, después de las dos comidas principales.

    Cuando el dolor muscular es el resultado de los esfuerzos y la sobrecarga excesiva de los músculos y las articulaciones durante la actividad física, es más recomendable recurrir a hierbas como la rosa mosqueta, de acción, relajante y analgésico.

    Se puede tomar en forma de cápsulas hechas de extracto seco.

    Un buen masaje también ayuda a reducir la inflamación y el dolor muscular. La mezcla perfecta para un masaje tonificante es el enebro, tomillo y aceite de árbol de té. Simplemente hay mezclar unas gotas de aceite esencial de cada componente en 100 ml de aceite de almendras. Otra opción es el aceite esencial de tomillo, mezclado con la lavanda, perfectos para añadir a un baño caliente y relajante.

    El dolor muscular también puede estar causado por un trauma, contusiones o golpes. En este caso, podemos confiar en las propiedades antiinflamatorias y analgésicas de la árnica. Lo mejor es utilizar su aceite esencial de uso tópico. Menos conocido como remedio terapéutico, siendo más apreciadas por su deliciosa fragancia, resulta que las lilas también tienen propiedades calmantes y antiinflamatorias, siendo un remedio útil en caso de contracturas, estiramientos y molestias musculares. Para ello, mezclar unas gotas de aceite esencial de lila con aceite de almendras y aplicar sobre la zona dolorida.

    También te puede interesar: 10 remedios naturales contra el dolor de cervicales y Dolor de espalda: ejercicios para aliviar el dolor.

    656

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónRemedios caserosSalud de MujerConsejos SaludMúsculos Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares