Navidad 2016

Remedios naturales para prevenir los ataques de asma

Remedios naturales para prevenir los ataques de asma

Remedios naturales para prevenir los ataques de asma. Soluciones caseras que te ayudarán a reducir los síntomas de una dolencia cada vez más común. Toma nota e introduce alguno de estos consejos en tu dieta diaria y verás la diferencia.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Remedios caseros, Salud de Mujer, Asma, Consejos Salud, Enfermedades respiratorias
Última actualización:

    remedios naturales ataques de asma

    Para respirar tranquilo, y evitar en la medida de lo posible los ataques de asma, podemos recurrir a los remedios naturales y caseros. Vamos a ver qué soluciones ponemos poner en práctica para evitar un problema especialmente incómodo con el aumento de polen y de ácaros en el ambiente.


    Dificultades para respirar, tos, opresión en el pecho… son algunos de los síntomas más característicos del asma, una dolencia cada vez más común y que, en determinadas épocas del año como la primavera, se puede volver más problemática. Además de evitar, en la medida de lo posible, los espacios húmedos o contaminados (ácaros, polen…), podemos poner en práctica algunos remedios naturales. Tomamos nota.


    Soluciones naturales que podemos incorporar a nuestra dieta diaria y que nos ayudarán, especialmente en el caso de los alérgicos y asmáticos, a evitar y prevenir los ataques de asma.

    • Aloe vera en zumo: Entre sus múltiples beneficios, el aloe vera es broncodilatador, lo que favorece la entrada de aire en los pulmones, y antiinflamatorio. También tiene efecto antihistamínico, ayudando a proteger el sistema inmunológico y, al tiempo, una mayor resistencia ante los alérgenos. Mezclar entre 10 y 30 ml de zumo de aloe vera en medio vaso de agua y tomar una vez al día.
    • Infusión de helenio: El helenio ayuda a relajar los bronquios y tiene efecto antibacteriano. Es especialmente efectivo en casos de asma bronquial y como prevención frente a una crisis asmática.

      Se pueden tomar tres infusiones de helenio al día.

    • Semillas de cártamo y miel: Reducen la mucosidad y los espasmos bronquiales gracias a su efecto expectorante. Se puede tomar un par de veces al día media cucharadita de pólvo de semillas de cártamo secas, mezcladas con una cucharada de miel, o bien tomar una infusión. Para prepararla añadir a una taza de agua hirviendo una cucharada de flores secas, colarlo y tomar la mezcla tres veces al día.
    • Incluye en la dieta frutos secos y cereales: Ambos son ricos en magnesio, un mineral de efecto calmante para los músculos de los bronquios, lo que favorece la respiración. Entre los frutos secos que más magnesio contienen se incluyen las pipas de girasol, las almendras, las semillas de sésamo, las nueces y los anacardos). Por su parte, entre los cereales, destaca el salvado de trigo.


    Entre los alimentos recomendados si padecemos esta dolencia se incluyen aquellos que contienen quercetina, de efecto antialérgico y antiasmático. Esta sustancia, tal y como han constatado diferentes estudios, tiene la capacidad de inhibir la producción de histamina, implicada en la inflamación de los bronquios. ¿Dónde podemos encontrarla? En alimentos como la cebolla morada, las uvas negras, la pera, la manzana roja, el brócoli, la calabaza, las espinacas, la lechuga y la avena. En esta lista también se pueden incluir el té verde y la manzanilla.

    También te puede interesar: Alimentos que cuidan tus pulmones y respiración: ejercicios para correcta oxigenación.

    702

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónRemedios caserosSalud de MujerAsmaConsejos SaludEnfermedades respiratorias

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares