Navidad 2016

Remedios para la rosácea

Remedios para la rosácea

Los remedios naturales nos pueden ayudar a aliviar los molestos síntomas de la rosácea, caracterizada por el pico y enrojecimiento de zonas de la cara.

    Remedios para la rosácea

    ¿Qué es la rosácea? Se trata de una inflamación crónica de los folículos sebáceos de la cara, sobre todo de la zona de las mejillas, frente, barbilla y la nariz, y que va acompañada de una dilatación de los capilares pequeños. Aunque no es un trastorno grave, al aparecer en la cara puede conllevar consecuencias emocionales. Los síntomas más comunes son enrojecimiento, erupciones cutáneas (parecidas al acné), irritación de ojos, sensación de ardor o de picazón en la cara. Tener la piel clara nos hace más proclives a padecer rosácea. También es más frecuente que se produzca en mujeres (entre los 30 y los 50 años).

    La rosácea es una afección que conviene tratar, contando además con algunos remedios naturales que nos pueden servir de ayuda para mitigar los síntomas y prevenir su reaparición (aparece en forma de brotes). Así, aplicado en uso externo, resulta muy eficaz utilizar aceite de oliva virgen sobre las zonas irritadas o enrojecidas. También se puede utilizar aceite de tepezcohuite (apreciado por sus propiedades regeneradoras de la piel) o jugo de pepino.

    La infusión de manzanilla ayuda a aliviar las molestias propias de la rosácea. Para ello, añadimos una cucharada de manzanilla en medio litro de agua hirviendo, dejar reposar y enfríar. Aplicar sobre las zonas afectadas, dos veces al día, con un algodón humedecido en la decoción.

    Otro remedio natural es aplicar compresas frías de arcilla blanca diluida en una infusión de manzanilla y cola de caballo. Podemos recurrir también a la levadura de cerveza, apreciada especialmente por su contenido en vitamina B. En este caso podemos tomar entre 2 y 3 cucharadas de levadura al día. También es aconsejable incluir en la dieta zumos naturales de naranja y kiwi. Gracias a su contenido en vitamina C y en flavonoides, estas frutas ayudan a mitigar los síntomas de este problema cutáneo.

    En cuanto a la dieta, lo que comemos puede hacer mucho para ayudarnos a controlar los síntomas de la rosácea. Así, es aconsejable eliminar de la dieta los condimentos fuertes, las bebidas estimulantes como el café o los quesos fermentados. También es recomendable evitar las comidas muy caliente.

    También te puede interesar: Las alergias más comunes de la piel: causas y síntomas y descubre los mejores remedios caseros para reparar la piel después del sol.

    495

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares