Resistencia a los antibióticos: La epidemia que podría acabar con tu salud

Corremos el riesgo de que la resistencia a los antibióticos nos haga de nuevo vulnerables a bacterias que creíamos controladas. ¿Qué hacer?

por , il

    Resistencia a los antibióticos: La epidemia que podría acabar con tu salud

    La resistencia a los antibióticos es a día de hoy una de las principales preocupaciones de la medicina moderna, y una de las mayores amenazas, en palabras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo.

    Resistencia a los medicamentos causado por el uso incorrecto y abuso de los antibióticos, y que además de la pérdida de eficacia en el tratamiento de diferentes infecciones bacterianas, puede tener otras consecuencias a largo plazo, como el incremento de las estancias hospitalarias, los costes sanitarios y el aumento de la mortalidad.

    Solo en Europa se estima que se producen cada año más de 25.000 muertes provocadas por bacterias multirresistentes a los fármacos. Una cifra que a nivel mundial se dispara hasta cerca de las 700.000 y que amenaza con seguir incrementándose si la situación no revierte. ¿Estamos ante una nueva epidemia en salud pública?

    Resistencia a los antibióticos por automedicación

    Las consecuencias de tomar antibióticos sin receta es que pueden dejar de ser efectivos al aumentar la resistencia de las bacterias a la acción de los fármacos. En otras palabras, dejarán de tener la eficacia terapéutica deseada sobre nuestro organismo para combatir las infecciones o problemas de salud.

    El abuso de los antibióticos se propaga mucho más rápido que la generación o investigación de nuevos fármacos más eficaces contra las infecciones bacterianas. De hecho, el número de pacientes con bacterias resistentes, tanto en Europa como en España, está aumentando. En el caso de nuestro país, las bacterias más resistentes son las conocidas como Escherichia coli (E.Coli) y el Staphylococcus aureos.

    ¿Por qué las bacterias se hacen resistentes a los fármacos?

    La resistencia a los antibióticos es una respuesta de los microorganismos al uso de estos medicamentos. Su uso, y en especial su abuso, produce que por distintos mecanismos biológicos pierdan efectividad.

    Las bacterias dejan de ser sensibles a sus efectos y resultan necesarios principios activos cada vez más agresivos y tóxicos para eliminarlas. Es el terreno perfecto para las superbacterias, con el riesgo de que infecciones comunes vuelvan a ser potencialmente mortales.

    Bacterias más resistentes a los antibióticos

    La OMS ha elaborado una lista de las familias de bacterias más peligrosas por su resistencia a un importante número de antibióticos, y en los que la investigación de nuevos fármacos es prioritaria. Entre las bacterias más resistentes se incluyen las causantes de gonorrea o súper gonorrea, úlceras, infecciones de la piel, gastroenteritis o intoxicaciones alimentarias.

    Cómo evitar la resistencia a los antibioticos

    • Tomar antibióticos solo bajo prescripción médica.
    • Cumplir el tratamiento (dosis, duración…) para curar correctamente la infección.
    • Evitar hacer acopio de medicamentos en casa, por lo que una vez finalizado el tratamiento conviene llevar a la farmacia las dosis sobrantes para su reciclado.
    • No tomar medicamentos recetados a otra persona.
    • No tomar antibióticos en caso de gripe o catarro. Son más efectivos los antibióticos naturales para aliviar los molestos síntomas.