Navidad 2016

Retraso de la regla una semana: posibles causas

Retraso de la regla una semana: posibles causas

Retraso de la regla una semana: posibles causas. Todas las mujeres, en algún momento de la edad fértil, han tenido algún retraso, pero ¿además de algo pasajero de qué puede estarnos avisando el cuerpo?

por en Ginecología, Menstruación, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas ciclo menstrual, regla
Última actualización:

    retraso regla una semana

    Un retraso de la regla no es algo extraño, de hecho, todas las mujeres, en algún momento de su edad fértil, los han tenido. Pero, ¿cuáles son sus posibles causas cuando la menstruación se retrasa una semana. Vamos a verlo más detenidamente y a tratar de resolver algunas dudas.


    Son varias las causas que pueden provocar un retraso de la menstruación, incluso en las mujeres más regulares. En la mayoría de los casos se debe a pequeñas alteraciones o factores transitorios, como puede ser una situación de especial estrés o un periodo emocionalmente difícil. Por supuesto, uno de los motivos del retraso de la menstruación es el embarazo. De hecho, si hay posibilidades de estarlo, será una de las primeras causas en las que pensará la mujer. Si creemos que podemos estar embarazadas, para resolver dudas, en este caso lo mejor es hacerse un test de embarazo o consultar al médico.

    El retraso de la regla también es normal después de la menarquía, término médico con el que se denomina la primera menstruación de la mujer. En los iniciales de la edad fértil es normal que el ciclo menstrual no esté todavía ajustado, por lo que pueden producirse retrasos.

    Vamos a ver más detenidamente todas las causas posibles del retraso de la menstruación.


    Como hemos señalado anteriormente, uno de los síntomas más característicos del embarazo es el retraso de la menstruación. Toda mujer sabe, o debería conocer, los ritmos de su cuerpo, por lo que si tenemos un ciclo prácticamente regular, se puede sospechar de un embarazado si la menstruación se retrasa tan solo una semana. Más difícil es para las mujeres que tienen un ciclo menstrual irregular, porque en este caso, probablemente tendrá que esperar un poco más de tiempo hasta darse cuenta de que las señales que su cuerpo le está enviando responden a un embarazo.

    Puede darse el caso, en las mujeres que desean ser madres, que se confundan los síntomas.



    Los trastornos de la tiroides, la glándula endocrina que se localiza en la zona del cuello, ya sea hipotiroidismo o hipertiroidismo, pueden provocar retrasos de la menstruación. Incluso puede darse un trastorno denominado oligomenorrea, un síntoma de actividad ovárica reducida. Es un trastorno que se puede tratar gracias a los tratamientos hormonales y al que conviene prestar especial atención para no poner riesgo la fertilidad.


    Las oscilaciones bruscas de peso, las dietas de choque y los trastornos de la alimentación –como la anorexia y la bulimia- pueden afectar al ciclo menstrual, causando retrasos que, en ocasiones, pueden llegar a ser severos y provocar amenorrea o el cese completo. Es, por tanto, muy importante, seguir el consejo de un nutricionista o dietista si se quiere iniciar una dieta para perder peso, ya que además de ayudarnos a adelgazar debe ser saludable y aportar el requerimiento calórico adecuado para no poner en riesgo la actividad ovárica, es decir, la fertilidad.


    El retraso de la regla puede ocurrir cuando se deja de tomar la píldora anticonceptiva. De hecho, cuando los ovarios se dejan en reposo durante mucho tiempo –a menudo, años, en los que la mujer toma la píldora-, luego necesitan un tiempo para recuperar el ritmo, por así decirlo. Sin embargo, hay que tener cuidado, porque aunque se produzcan retrasos las posibilidades de embarazado siguen estando ahí.


    En ocasiones, el retraso de la regla se produce después del verano. Es un fenómeno que conocen muchas mujeres pero que no tiene un origen específico, salvo una pequeña perturbación del ciclo que puede estar vinculado al cambio de estación. En realidad, nada de lo que preocuparse.

    No hay que pasar por alto los retrasos de la menstruación relacionados directamente con las emociones. Las historias personales, los momentos de estrés emocional o situaciones difíciles, pueden afectar a la regularidad del ciclo, alterarla tras una emoción intensa. Si el retraso persiste en los siguientes ciclos conviene consultar al ginecólogo.

    También puede interesarte: Retraso de la regla 15 días: qué hace cuando no baja.

    1036

    ESCRITO POR PUBLICADO EN GinecologíaMenstruaciónSalud de MujerConsejos SaludProblemas ciclo menstrualregla

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares