Navidad 2016

Rinitis alérgica: Síntomas y tratamiento natural

Rinitis alérgica: Síntomas y tratamiento natural

Rinitis alérgica: síntomas y tratamiento natural de una patología respiratoria que, por sus síntomas, puede confundirse en un principio con un resfriado u otra patología relacionada con el frío. La rinitis puede ser de varios tipos, y en función de ello, tener síntomas propios. Descubre cuál es la forma de combatirlos.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Enfermedades respiratorias
Última actualización:

    rinitis sintomas

    ¿Rinitis alérgica o simplemente un resfriado? Comparten los estornudos, la congestión o secreción nasal como síntomas más comunes, por lo que es común confundir ambas patologías respiratorias. Si bien, a diferencia del resfriado, la rinitis exige un tratamiento específico, una vez constatado el tipo de dolencia (alérgica, crónica, transitoria…).


    Con la llegada del frío nuestro organismo es más vulnerable a padecer determinadas dolencias respiratorias, tales como gripes, resfriados o catarros, y también rinitis que, aunque con sus diferencias y peculiaridades, es una dolencia que también puede aparecer a consecuencia del frío y cuyos síntomas pueden ser similares (estornudos, tos, congestión nasal, secreción…). La rinitis, en términos médicos, es una enfermedad inflamatoria que afecta a las membranas mucosas de las cavidades nasales. Hay diferentes tipos de rinitis, cada uno de los cuales requiere un tipo de tratamiento. Vamos a ver más detenidamente cuáles son los síntomas y las características de cada uno de los tipos de rinitis a los que somos vulnerables.


    La rinitis aguda es, precisamente, la que está más asociada con el frío, y suele aparecer entre dos y tres días después de incubar el virus. Sus síntomas más frecuentes son:

    • Estornudos
    • Sensación de cansancio y malestar general
    • Pérdida de olfato (anosmia)
    • Obstrucción nasal (la típica nariz taponada)
    • Secreción de mucosidades (rinorrea)

    Los síntomas de la rinitis aguda suelen empeorar con el paso de los días, hasta alcanzar un pico que se suele identificar con la producción de mucosidad consistente y líquido transparente. Si hay un foco de infección bacteriana, en este caso la mucosidad suele ser de textura más gruesa, entre amarillo y verde, y con olor maloliente. Generalmente, a partir de este pico, los síntomas comienzan a remitir, simplemente con ayuda de un tratamiento convencional. No obstante, no debemos subestimar este tipo de rinitis ni descuidar los cuidados, ya que puede extenderse a los senos paranasales (causa de sinusitis) o laringe (laringitis).

    Para aliviar los síntomas de la rinitis podemos utilizar los descongestionantes nasales, pero con moderación, ya que podemos provocar el efecto contrario (una reacción de vasoconstricción). Los descongestionantes naturales (a partir de agua de mar) pueden aliviar sin efectos secundarios.


    La rinitis crónica es, sin duda, la más molesta. Está asociada a otros trastornos como sinusitis, adenoides o malformaciones congénitas (desviación del tabique nasal, por ejemplo). Su síntoma principal es la obstrucción constante de la nariz, no siempre asociada a la producción de moco. Si no se trata de manera adecuada puede derivar en rinitis crónica o rinitis atrófica, con la desaparición por asfixia de las células que segregan la mucosidad.

    Esto puede llevar a la formación de costras duras, y con cierto olor, en la mucosa nasal.

    Los síntomas principales de la rinitis crónica son:

    • Dolor de cabeza continuo
    • Nariz taponada constantemente y dificultades para respirar

    En la medida de lo posible, un tratamiento de spa es ideal para aliviar los síntomas. Como tratamiento está indicada la inhalación de aguas sulfurosas, por ejemplo. En general, se recomienda a los pacientes diagnosticados de rinitis crónica el cambio de aire –una estancia en el mar- y el uso de descongestionantes nasales –aguas termales-.


    La rinitis alérgica es probablemente la forma más común de esta patología nasal. Un tipo muy molesto y que se relaciona con las alergias al polen, a los ácaros, a determinados alimentos. Aparece por reacción del organismo ante un alérgeno. Los síntomas principales son:

    • Estornudos
    • Rinorrea
    • Obstrucción de las vías respiratorias
    • Lagrimeo y enrojecimiento de la conjuntiva del ojo
    • Picor alrededor de los ojos y la nariz
    • Anosmia

    Por lo general, los síntomas se agravan o alivian en función del contacto con el alérgeno, pero no hay que subestimar la rinitis alérgica ya que puede derivar en severas complicaciones, como infecciones de oído o pólipos nasales. El uso de fármacos antihistamáinicos, corticoides de uso tópico o fármacos como el cromoglicato de sodio alivian los síntomas. Se puede usar, de manera moderada, descongestionantes nasales.

    983

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEnfermedades respiratorias

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares