Navidad 2016

Rinitis alérgica: Trastorno que afecta al sueño

Rinitis alérgica: Trastorno que afecta al sueño

Rinitis alérgica: Trastorno que afecta al sueño. La rinitis alérgica es una inflamación de la mucosa nasal que puede ser intermitente o persistente. Suele cursar con congestión nasal, estornudos, picor y malestar general, lo que alterará el sueño e impedirá un sueño reparador. La mitad de los pacientes de rinitis alérgica tiene una mala calidad del sueño, lo que puede derivar en somnolencia diurna excesiva.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Enfermedades respiratorias, Insomnio
Última actualización:

    rinitis alergica y sueño

    Rinitis alérgica: Trastorno que afecta al sueño. ¿Sabías que padecer rinitis nos hace más vulnerables a padecer problemas para conciliar el sueño y asegurar el descanso? Más de la mitad de los pacientes diagnosticados de esta patología tiene una mala calidad del sueño, problema que se puede ver agravado por somnolencia diurna excesiva. Los problemas respiratorios, como la obstrucción nasal, que acompaña a la rinitis, alteran el sueño. Dormir mal nos hará bajar el rendimiento durante el día, al tiempo que aumenta nuestra irritabilidad y dificulta la concentración, pero también puede jugarnos una mala pasada, como quedarnos dormidos al volante.


    ¿Duermes bien? Esta es la pregunta a la que la mitad de los pacientes diagnosticados de rinitis alérgica respondería no. Y es que esta patología y los trastornos del sueño pueden ir parejas, como señalan desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, SEAIC, y la Sociedad Española de Otorrinolaringología, SEORL, las cuales además han avalado el estudio Somniaar. La rinitis alérgica es un trastorno que, entre otros síntomas, se manifiesta con obstrucción nasal, picores, estornudos, lo que puede impedir conseguir un sueño reparador. Dormir mal no solo reduce nuestra capacidad de concentración y rendimiento durante el día, sino que aumenta los riesgos de padecer somnolencia diurna excesiva, un trastorno que puede jugarnos una mala pasada si, por ejemplo, nos quedamos dormidos mientras conducimos. Se estima que uno cada cinco pacientes con rinitis alérgica también padece somnolencia diurna.

    A la mala calidad del sueño, en algunos casos también se le pueden sumar los posibles efectos secundarios de los medicamentos, siendo lo más común tomar antihistamínicos, aunque si bien es cierto, los especialistas se decantan más por la propia naturaleza de la patología y los efectos de algunos síntomas, como la inflamación alérgica.

    No solo por los riesgos que conlleva a la hora de realizar las tareas cotidianas, sino también porque dormir mal merma la calidad de vida. El sueño es esencial para funcionar, vital para nuestro organismo.

    Influye directamente en el desarrollo de las funciones intelectuales, por lo que dormir mal reduce nuestra productividad o rendimiento. La falta de sueño genera ansiedad, irritabilidad y malestar general.


    Según datos médicos, entre el 10 y el 40% de la población padece rinitis alérgica. Puede ser intermitente o persistente y sus síntomas oscilan entre leves, moderados y severos. La rinitis alérgica es una inflamación de la mucosa nasal, causada por la exposición a un alérgeno y suele cursar con congestión y secreciones nasales, picor de nariz y ojos, tos, estornudos. La rinitis también puede aparecer acompañada de conjuntivitis o inflamación de los ojos, es lo que se denomina rinoconjuntivitis.

    Los antihistamínicos y los descongestionantes nasales son los medicamentos más comunes para el tratamiento de los síntomas. En el caso de que la rinitis está provocada por un alérgeno del que no se puede evitar la exposición, será necesario prescribir un tratamiento específico. Lógicamente, aunque los síntomas nos parezcan muy reconocibles, no debemos automedicarnos nunca. Se debe consultar siempre al médico, ya que los síntomas no son exclusivos de la rinitis alérgica, ya que también se pueden confundir con un catarro o resfriado común. La rinitis debe controlarse porque puede ser la antesala del asma.

    774

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEnfermedades respiratoriasInsomnio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares