Navidad 2016

Salud bucal: 10 cosas que dañan tus dientes

Salud bucal: 10 cosas que dañan tus dientes

Salud bucal: 10 cosas que dañan tus dientes. Tomamos buena nota para alargar la vida de nuestra dentadura, desterrando algunos gestos o hábitos cotidianos.

por en Cuidado Dental, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dientes
Última actualización:

    cosas que dañan tus dientes

    Algunos gestos y hábitos, tan sencillos como cotidianos, pueden dañar tus dientes. Para ganar en salud bucal conviene tomar nota de las 10 cosas que dañan tus dientes y que, si evitas, podrás alargar la vida de tu dentadura. Cuidar la salud bucal es la mejor garantía para evitar tratamientos dentales en el futuro.


    Cuidar tu boca beneficia a todo el organismo. Un argumento de peso para prestarle la debida atención, ya que ante la ausencia de dolor pensamos, en ocasiones erróneamente, que todo está bien. Pero nuestra boca está expuesta a multitud de agentes externos que pueden poner en riesgo su salud. Microorganismos que entran en contacto con nuestra boca a través de alimentos, el humo del tabaco, el aire contaminado…


    ¿Sabes cuáles son las 10 cosas que más dañan tus dientes? Algunos gestos y hábitos cotidianos pueden ser tan dañinos como la acción directa de las bacterias. Tomamos nota para ganar en salud bucal.

    1. Morderse las uñas: Un gesto muy común detrás del que esconden las bacterias que, al morder las uñas, pasan directamente a los dientes, pudiendo provocar la aparición de caries, además de dañar el esmalte.
    2. Cepillarse los dientes con fuerza: No solo hay que utilizar el cepillo adecuado, sino realizar un cepillado suave, ya que hacerlo de manera brusca puede dañar la encía y el esmalte de los dientes. Siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración el cepillado de los dientes con un cepillo de cerdas duras puede retraer las encías.
    3. Cepillarse los dientes justo después de comer: Es aconsejable esperar 15 minutos, sobre todo si hemos comido alimentos ácidos. Es el tiempo que necesita el ácido para reaccionar, por lo que conviene esperar para no arrastrar el esmalte en el cepillado. Otra solución es tomar un vaso de leche sin azúcar antes del cepillado para neutralizar la acidez.
    4. Comer alimentos dulces y pegajosos: Como, por ejemplo, los pasteles. Este tipo de alimentos son de los más dañinos porque se pegan a la superficie del diente y pueden permanecer ahí mucho tiempo.

    5. El consumo de determinados fármacos: Medicamentos como los antihipertensivos, antiepilépticos e inmunodepresivos pueden causar alteraciones gingivales. Los antidepresivos y diuréticos, por su parte, reducen la producción de saliva, pudiendo favorecer la aparición de caries.
    6. Tomar alimentos que oscurecen los dientes: El consumo, casi a diario, de bebidas como café, té, refrescos y bebidas isotónicas pueden deteriorar el color natural del diente y provocar la aparición de manchas. A esto hay que sumarle el humo del tabaco, en el caso de los fumadores, y la acumulación de sarro.
    7. Abusar de los colutorios: Como solución no se debe abusar de su uso, ya que algunos contienen mucho alcohol y pueden secar la boca. Otros pueden contener clorhexidina que pueden manchar los dientes. Los colutorios se deben utilizar solo cuando haya síntomas de infección. Para una mejor limpieza se puede recurrir a los productos antibacterianos que ayudan a eliminar el sarro.
    8. ¿Utilizas seda dental?: La pregunta no es banal porque, aunque conviene usarla a diaria, no siempre lo hacemos. La seda dental ayuda a eliminar el sarro que se acumula entre los dientes.
    9. El sedentarismo: La falta de ejercicio físico también daña la salud bucal. Según diversos estudios de investigación practicar a diario ejercicio físico ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre, reduciendo el riesgo de sufrir infecciones bucales. Además el deporte te ayuda a estar en tu peso ideal.
    10. Masticar más de 3 chicles sin azúcar al día: Esto puede irritar las encías. Es cierto que estos chicles estimulan la producción de saliva y ayudan a limpiar la superficie de los dientes, pero no conviene pasarse.

    849

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Cuidado DentalPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDientes

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares