Navidad 2016

Salud bucodental: ¿Cuidas tus encías?

Salud bucodental: ¿Cuidas tus encías?

Salud bucodental: ¿Cuidas tus encías? La salud de nuestra boca, y en concreto de nuestras encías, puede alertarnos o estar detrás de otras complicaciones de la salud en general, como los problemas cardiovasculares. En el caso de la mujer, especial atención al cuidado de las encías durante la etapa del embarazo y la menopausia.

por en Cuidado Dental, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dientes, Gingivitis
Última actualización:

    salud encias

    Salud bucodental: ¿Cuidas tus encías? La respuesta puede decir mucho de nuestra salud en general, y es que el cuidado de nuestras encías puede tener implicaciones directas sobre nuestro bienestar. En concreto, tal y como subrayan los especialistas, los problemas de encías pueden estar detrás de las enfermedades cardiovasculares o de patologías endocrinas como la diabetes. Aunque estamos ante un problema que puede aparecer a cualquier edad, en el caso de las mujeres, conviene prestarle especial atención a la salud de las encías en etapas de la vida como el embarazo o la menopausia.


    La salud de nuestras encías puede poner en riesgo nuestro corazón y hacernos más vulnerables a padecer otros problemas de salud. Afecciones de encías que, según los datos expuestos de la Sociedad Española de Periodoncia y de Higiene Bucodental, son la inflamación crónica más frecuente. De hecho, 8 de cada diez adultos (mayores de 35) padecen un problema de encías. Entre ellos destaca la prevalencia de la gingivitis, la cual se estima que puede afectar entre el 60-70% de la población, y de la periodontitis, con una incidencia de entre el 30-45% en adultos mayores de 35 años.

    Los problemas de encías (patologías infecciosas e inflamatorias) no solo pueden provocar la pérdida de piezas dentales, sino que como hemos señalado también pueden constituir un factor de riesgo de otras patologías, desde problemas cardiovasculares (entre ellos, infarto de miocardio, cardiopatía isquémica) a diabetes. Las bacterias bucales pueden llegar a estrechar las arterias coronarias y, en el caso de la diabetes, aumentar las dificultades para controlar la glucemia. Aunque no es la única complicación que se puede presentar, ya que diferentes estudios han constatado que también puede ser un factor de riesgo de aparición de osteoporosis en la mujer y, durante la etapa del embarazo, aumentar las probabilidades de parto prematuro.


    Otras patologías preimplantarias, la mucositis o la denominada periimplantitis, las cuales afectan a los pacientes con implantes dentales, no solo pueden poner en riesgo la salud bucodental, sino también limitar la eficacia de los tratamientos periodontales.


    La inflamación, sangrado de encías, mal aliento (halitosis) o sensibilidad dental al frío son algunas de las señales que nos alertan que podemos tener un problema de encías. Si aparecen, debemos consultar al dentista, ya que recurrir a los fármacos no siempre es la mejor solución, puesto que aunque pensemos que el problema ha desaparecido lo más seguro es que vuelva a aparecer si no se trata correctamente.


    En cuestión de salud, la prevención es una herramienta esencial. Y en este caso, la prevención incluye seguir una serie de recomendaciones, como las visitas periódicas al dentista (al menos una vez cada seis o doce meses), y no solo cuando aparece el dolor de muelas o de dientes.

    Además de una cuidada higiene bucal (cepillado tres veces al día, enjuague bucal), también es importante evitar el consumo de tabaco, uno de los factores, junto al estrés, que pueden agravar los problemas de encías. Mantener una buena salud bucal es la mejor prevención frente a otras complicaciones de la salud en general. Además, es la mejor herramienta para lucir una sonrisa bonita.

    739

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Cuidado DentalPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDientesGingivitis

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares