Navidad 2016

Salud ojos: La dieta también cuenta

Salud ojos: La dieta también cuenta

Salud ojos: La dieta también cuenta. La alimentación juega un papel esencial no solo para cuidar nuestra salud en general, sino la de nuestros ojos. Así, por ejemplo, llevar una dieta desequilibrada o pobre en frutas y verduras, nos hace más vulnerables a padecer cataratas o degeneración macular.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Beneficios alimentos, Consejos Salud, Ojos
Última actualización:

    alimentos salud ojos

    Salud ojos: La dieta también cuenta. La dieta influye directamente en nuestra salud, y esto también incluye nuestros ojos. En otras palabras, llevar una dieta desequilibrada también puede afectar al correcto funcionamiento de nuestros ojos, haciéndolos más vulnerables a padecer determinados trastornos. Asimismo, se ha demostrado científicamente que algunos alimentos son beneficiosos para la salud de los ojos. Entre ellos, los cítricos, como las naranjas, los kiwis o los pomelos, con un enorme potencial antioxidante. Alimentos de los que no debemos escatimar en nuestra dieta.


    Cuidar nuestra dieta también es sinónimo de invertir en la salud de nuestros ojos. Prestar atención a lo que comemos puede ayudarnos a prevenir incómodas alteraciones o trastornos oculares. Así, por ejemplo, la vitamina C previene la aparición de las cataratas. Vitamina que vamos a encontrar en la cesta de las frutas, en concreto, en las naranjas, pomelos o kiwis, por lo que conviene tenerlos siempre presentes en la dieta. Su secreto está en su poder antioxidante. Otros alimentos con sustancias que protegen la vista son las zanahorias, las espinacas y las calabazas.

    La carencia, por su parte, de vitamina B, junto a la ansiedad o el estrés, pueden provocar la aparición de tics en el ojo, molestas vibraciones o temblores que aparecen en los párpados y que no podemos controlar. No se acompañan de dolor ni de cambios en la visión y desaparecen solos. De igual manera, trastornos como el colesterol, la hipertensión arterial, la diabetes o los problemas de sobrepeso pueden acelerar la aparición tanto de cataratas como de la degeneración macular.

    En otras palabras, un envejecimiento prematuro de nuestros ojos.

    De igual que algunos alimentos actúan como aliados, otros no lo son tanto. Así, por ejemplo, los alimentos refinados y azúcares pueden desequilibrar la dieta y favorecer la aparición de diabetes, la cual afecta a la vista. Un consumo excesivo de grasas animales puede provocar el endurecimiento de las arterias lo que, a su vez, impide la correcta circulación de la sangre por el cuerpo, ojos incluidos. Limitar el consumo de grasas saturadas, optando por grasas más saludables, reportará beneficios a los ojos.

    Un buen consejo para la salud de los ojos en general es seguir una dieta sana y equilibrada y no cometer excesos. De igual manera que la digestión se ralentiza, los ojos también se cansan. Es importante moderar también el consumo de bebidas estimulantes, bebidas alcohólicas y tabaco.


    El estrés no es bueno para la salud, tampoco para los ojos. Seguramente, todos nos hemos encontrando alguna vez leyendo un libro o algo escrito en letras muy pequeñas sin que esto nos haya causado mayores problemas. La respuesta está en que los ojos trabajan en mejor en situaciones tranquilas. Al igual que la mente y el resto del cuerpo, los ojos son más eficientes cuando se les estimula con una buena motivación. A veces el estrés nos pilla desprevenidos, pero lo cierto es que la vista acusa también este desgaste y puede provocar picor y lagrimeo, entre otros síntomas.

    701

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerBeneficios alimentosConsejos SaludOjos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares