Navidad 2016

Ser madre tras un tumor de ovarios es posible

Ser madre tras un tumor de ovarios es posible

Ser madre tras un tumor de ovarios es posible. Es el gran reto logrado por el servicio de Ginecología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, el lograr que una mujer que había perdido totalmente sus ovarios tras sufrir varios tumores haya podido quedarse embarazada y ser madre. Antes de la intervención para su extracción, los médicos consiguieron rescatar una parte de tejido ovárico sano, el cual fue congelado. Diez años después, la mujer solicitó su autotrasplante para poder ser madre. El resultado, está embarazada y será mamá el próximo verano.

por en Cáncer, Ginecología, Noticias Médicas, Salud de Mujer, Ovarios poliquísticos, regla
Última actualización:

    embarazo mujer trasplante ovarico

    Ser madre tras un tumor de ovarios es posible. Es el último gran reto logrado por la medicina, en concreto, por el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona que ha logrado que una mujer haya hecho realidad su sueño de ser madre tras perder los dos ovarios a consecuencia de sendos tumores. Lo que parecía imposible hasta ahora, lo han logrado los médicos españoles por primera vez en el mundo. El gran reto ha sido posible a través de la congelación de una parte del tejido ovárico sano y que ha sido conservado para realizar un autotrasplante en la paciente para lograr quedarse embarazada.


    El último reto de la medicina tiene firma española, en concreto, del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, cuyo equipo médico del servicio de Ginecología ha conseguido algo hasta ahora imposible como el que una mujer que había perdido totalmente sus ovarios a consecuencia de varios tumores se pudiera quedar embarazada y cumplir con su sueño de ser madre. La paciente, de 31 años de edad, se ha sometido a un autotrasplante del tejido ovárico. Esta parte del tejido fue congelada tras serle extirpados los dos ovarios a consecuencia de los tumores.

    El tejido ovárico permaneció congelado, tal y como explicaron desde el propio centro hospitalario, hasta el pasado verano, cuando la paciente pidió un autotrasplante para poder quedarse embarazada.

    El tejido ovárico, tras favorecer su revascularización con sangre de la propia paciente (incorporando unos factores de crecimiento para que se hiciera más grande), se trasplantó en una zona próxima a los ovarios. En un plazo de cuatro meses, la paciente recuperó la actividad ovárica y, por tanto, a generar óvulos tras tener su primera menstruación después de diez años. A partir de ahí, y tras el éxito de la operación, la mujer se sometió a un procedimiento de fecundación in vitro para quedarse embarazada. El resultado no podía ser más esperanzador, ya que la paciente será madre el próximo verano.

    Sin duda, una gran noticia médica que abre una puerta a la esperanza y que permitirá a mujeres afectadas por tumores y que hayan perdido sus ovarios totalmente tener una posibilidad de no renunciar a ser madres. A través de este procedimiento, las mujeres, antes de someterse a la intervención quirúrgica para la extirpación de los tumores y, en algunos casos, de los ovarios afectados, tendrán la opción de congelar parte del tejido ovárico por si en algún momento deciden quedarse embarazadas. De hecho, el hospital Sant Joan de Déu conserva actualmente tejido ovárico congelado de más de 170 mujeres diagnosticadas en la mayoría de los casos por cáncer de mama, osteosarcoma o linfoma de Hodgkin.

    578

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerGinecologíaNoticias MédicasSalud de MujerOvarios poliquísticosregla

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares