Navidad 2016

Síndrome de Asperger en adultos: Todo lo que necesitas saber

Síndrome de Asperger en adultos: Todo lo que necesitas saber

Déficit de interacción social o dificultades para mostrar empatía hacia los demás son dos de las características del síndrome de Asperger. Hay que subrayar que no es una enfermedad.

por en Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud
    Síndrome de Asperger en adultos: Todo lo que necesitas saber

    Dificultades motoras, problemas con el lenguaje, déficit de interacción social o problemas para mostrar empatía hacia los demás son alguna de las características del Síndrome de Asperger (AS). No es una enfermedad, sino un desorden neurobiológico incluido dentro de los trastornos generalizados del desarrollo o dentro del espectro autista. El principal problema al que se enfrenta la persona con síndrome de Asperger es su relación con los demás y las dificultades para entender las claves que indican sentimientos y emociones. Descrito por los psiquiatras austriacos Leo Kanner y Hans Asperger en la década de 1940, actualmente y según datos médicos, la incidencia del síndrome de Asperger se sitúa en el 3% en de población, siendo más complicado su diagnóstico en la edad adulta.

    Las personas con este síndrome, tal y como señalan desde la Federación Asperger España, tienen una inteligencia normal o ligeramente superior a la media, con habilidades especiales en determinadas áreas y un estilo cognitivo diferente. Así, su pensamiento es concreto, lógico e hiperrealista, presentando comportamientos sociales disfuncionales. Pueden manifestar intereses limitados e, incluso, llegar a obsesionarse con un tema concreto. Diagnosticar el síndrome de Asperger en la infancia permitirá una atención temprana para mejorar las habilidades sociales y emocionales y llevar una vida lo más normalizada posible.

    El síndrome de Asperger, aunque más frecuente de lo que pensamos, sigue siendo un gran desconocido, lo que puede llevarnos erróneamente a calificar la actitud de quien es Asperger como de rara o excéntrica. Los adultos con Asperger suelen mostrar un comportamiento peculiar ya que, entre otros, les resulta difícil mantener el contacto visual, tienen dificultades para entender el lenguaje corporal y tienden a no mostrar expresividad facial. La falta de empatía hace que les resulte difícil entablar relaciones interpersonales.

    Hay otras características que también pueden ser propias de la personalidad de las personas con Asperger, como el tener dificultades para comprender las normas, no entender los dobles sentidos de las palabras o tener dificultades para entablar una conversación sobre un tema que no resulte de su interés, manifestar comportamientos repetitivos e, incluso, obsesivos, y cierta torpeza motora.

    También te puede interesar: Síndrome de Asperger en niños: Síntomas que debes reconocer.

    494

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PsicologíaSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares