Navidad 2016

Síndrome de Ménière: Síntomas, causas y tratamiento

Síndrome de Ménière: Síntomas, causas y tratamiento

Síndrome de Ménière: síntomas, causas y tratamiento. Estamos ante una afección del oído interno que, entre otros síntomas, puede provocar mareos, vértigos y pérdida de audición. Si tienes alguno de estos síntomas, consulta a tu médico.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    sindrome meniere

    ¿Qué es el síndrome de Ménière? Estamos ante una afección del oído interno que, entre otros síntomas, puede causar mareos, vértigos y pérdida auditiva. Conocer sus síntomas y causas nos ayudará a desvelar la dolencia, a descartar otras patologías y a aplicar el tratamiento más adecuado.


    El síndrome de Ménière puede afectar a un oído o a los dos. La denominación de esta patología se debe al médico galo Prosper Ménière que fue el primero en identificarla y describirla. Concretamente afecta al oído interno, pudiendo aparecer de un día para otro. Las molestias, igualmente, pueden remitir de manera espontánea y no volver a producirse. Sin embargo, en otros casos, puede volverse una molestia bastante severa con riesgo de pérdida de audición. Es aconsejable, en todos los casos, consultar al médico.


    Su causa principal sigue siendo una pregunta aún sin responder, si bien los médicos y especialistas apuntan a una posible exceso de fluido en los canales del oído interno cuya función es la de controlar el equilibrio y la audición. El exceso de fluido puede provocar la aparición de un edema, el cual se cree que puede llegar a distorsionar la información que se envía al cerebro, con la aparición de los síntomas característicos de esta patología.

    El ruido excesivo, determinados factores biológicos o incluso algún tipo de virus, también podrían estar detrás de este síndrome.


    Entre los síntomas más frecuentes de esta patología se incluyen:


    Para certificar que efectivamente estamos ante el síndrome de Ménière el médico realizará un examen físico del paciente, una audiometría y una resonancia, sobre todo para descartar que los síntomas no respondan en realidad a otro problema, como pueden ser los vértigos.


    De momento, no hay un tratamiento para curar definitivamente esta patología, pero sí hay opciones para controlarla y aliviar sus síntomas. El primer consejo médico es revisar la dieta y reducir en la medida de lo posible la ingesta de sodio. También se suele recomendar la toma de determinados fármacos diuréticos para controlar la retención de líquidos y evitar la presión en el oído. En algunos casos, también se hace necesario prescribir un medicamento para controlar los mareos y los vértigos. Cuando todos los tratamientos administrados no han dado resultados el médico puede recomendar la cirugía, una intervención que consiste en drenar el líquido del oído interno o del nervio del equilibrio para reducir los vértigos.

    Respecto al pronóstico de esta enfermedad es difícil predecirlo, ya que como hemos señalado su evolución varía de un paciente a otro. Es posible que, en algunos casos, los síntomas remitan después de unos años. En otros casos, desaparecen con un sencillo tratamiento médico. Solo en los casos más severos, y en los que la pérdida de audición comienza a ser un riesgo importante, conviene recurrir al tratamiento quirúrgico.

    822

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares