Síndrome del escaparate: Cuando caminar es sinónimo de dolor

Síndrome del escaparate: Cuando caminar es sinónimo de dolor. Su nombre clínico es Enfermedad Arterial Periférica y se manifiesta por un dolor que aparece al caminar distancias cortas. Su causa se debe a un desequilibrio o desajusta en el flujo sanguíneo que impide que llegue suficiente oxígeno al músculo para realizar un esfuerzo sin sentir dolor. Una patología prácticamente desconocida pero que en nuestro país, según datos médicos, afecta a unas 700.000 personas.

  • Comenta
sindrome escaparate piernas

Síndrome del escaparate: Cuando caminar es sinónimo de dolor. ¿Te imaginas tener que pararte cada 50 metros? Es lo que les sucede a los pacientes diagnosticados de Enfermedad Arterial Periférica, comúnmente conocida como síndrome del escaparate, y que, según datos médicos, afecta en nuestro país a más de 700.000 personas. Una patología que, pese a las cifras de prevalencia, es prácticamente una desconocida. ¿Cómo se produce? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cómo se manifiesta? ¿Tiene tratamiento? Son algunas de las preguntas básicas para conocer un poco más esta patología.

No solo es una gran desconocida, sino que como señalan los médicos es un porcentaje de casos es asintomática, es decir, no presenta síntomas que pueden alertar de que estamos en la antesala de la Enfermedad Arterial Periférica (EAP), también denominada claudicación intermitente o, de manera más común, síndrome del escaparate. Una patología que, solo en nuestro país, se estima que afecta a 700.000 personas y que se caracteriza por dolor en las extremidades inferiores, en una o en las dos piernas. Un dolor que aparece al recorrer distancias cortas y que obliga a detenerse, ya que solo el reposo mitiga los síntomas. Tal y como señalan los especialistas, la evolución de la enfermedad es progresiva y puede ser un factor de riesgo cardiovascular.

La causa de la Enfermedad Arterial Periférica está en una descompensación o desequilibrio entre la reserva de oxígeno del músculo y la cantidad que realmente necesita para realizar un esfuerzo, en este caso caminar. Los pacientes suelen presentar un endurecimiento y estrechamiento de las arterias que irrigan pies y piernas. La reducción del flujo sanguíneo provoca que no llegue suficiente sangre y oxígeno, provocando dolor al caminar y, en algunos casos, incluso estando en reposo.

Detección y tratamiento

La detección y tratamiento es esencial para reducir los síntomas y riesgos para la salud ante una patología que, en los casos más graves, puede derivar en un accidente cardiovascular o cerebrovascular. Los hábitos y el estilo de vida juegan un papel esencial. Por ello, el primer consejo médico es revisar nuestra dieta y evitar el consumo de tabaco o la falta de ejercicio físico. En cuestión de alimentación, se debe llevar una dieta sana, variada y baja en sal, para prevenir trastornos como la diabetes, hipertensión arterial o dislipemia, lo que ayuda a mejorar los síntomas y el dolor a la hora de caminar.

La práctica de ejercicio físico también reporta beneficios a nuestra salud. Caminar durante media hora, al menos tres veces a la semana, favorece la circulación y evita los dolores musculares. El médico o especialista será el encargado de prescribir el tratamiento farmacológico más adecuado, siendo el objetivo mejorar la calidad de vida de los pacientes con síndrome del escaparate.

Para el abordaje y tratamiento de esta patología los especialistas ya cuentan con la primera guía de consenso sobre la Enfermedad Arterial Periférica de las piernas. Una guía que ha sido elaborada por la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria y de Medicina de Familia y Comunitaria, y la Sociedad Española de Medicina Interna.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

martes 10/07/2012 escrito por Isabel en , ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba