Navidad 2016

Síndrome del fin de semana: Qué es y cómo enfrentarlo

Síndrome del fin de semana: Qué es y cómo enfrentarlo

Si llega el fin de semana y te sientes cansada, tu humor empeora y sólo quieres quedarte en casa alejada del mundo, es posible que tengas el síndrome del fin de semana y no te hayas dado cuenta. Te contamos qué es y cómo enfrentarlo.

por en Depresión, Estrés, Psicología, Salud de Mujer
Última actualización:
    Síndrome del fin de semana: Qué es y cómo enfrentarlo

    Aunque para la mayoría de las personas el fin de semana es motivo de alegría y disfrute, algunas personas no lo sienten así. Las personas que padecen el síndrome del fin de semana, suelen sentirse más cansadas el fin de semana de lo habitual, se muestran apáticas y tristes durante el fin de semana y pueden llegar a sentir desasosiego, mal humor e insatisfacción. Tal vez te pase a ti o conozcas a alguien que le pase, como algún amigo o tu pareja. Detectarlo no es fácil, pero uno de los síntomas más comunes es que de repente te sientes feliz y alegre el día que vuelves al trabajo o a tu rutina habitual, a pesar de haber pasado un fin de semana desolador.

    Generalmente las personas que sufren el síndrome del fin de semana son personas amantes de la rutina, el control y el trabajo organizado. Por eso, al llegar el fin de semana pueden sentir que su vida no tiene sentido si no hacen algo “productivo”.

    Otra razón común es la “huida” psicológica hacia los aspectos de su vida. Cuando llega el fin de semana, donde hay tiempo libre, es posible que en su mente quede espacio para pensamientos acerca de su propia vida que no les satisfacen, como aspectos emocionales acerca de las relaciones afectivas, familiares o sexuales. Al no querer enfrentarse a su vida, optan por un estado de negación durante el fin de semana.

    Si nunca disfrutas de los fines de semana y no se buscan alternativas de vida que te hagan sonreír, suspirar, llorar, amar…. es muy probable que se pueda llegar a caer en un estado de depresión.

    Además, las personas que padecen el síndrome del fin de semana, suelen vivir en un estado permanente de estrés, que afecta a diferentes aspectos físicos, como el aparato digestivo o fuertes dolores de espalda o cabeza.

    Suelen aislarse de todo lo que está a su alrededor, especialmente su familia, mostrando desinterés e indiferencia por todo lo que no sean sus ocupaciones laborales. El trabajo es lo más importante para ellos y consideran a las actividades de ocio y disfrute como una pérdida de tiempo. Esto influye en sus relaciones personales, llegando a deteriorarlas profundamente.

    Si crees que padeces el síndrome del fin de semana, el primer paso es reconocer tu situación. No tengas miedo o vergüenza a acudir a un especialista si lo crees necesario y consideras que estás en un punto donde no ves cómo salir de los fines de semana apáticos y tristes. Muchas más personas de las que crees pueden sufrir el síndrome del fin de semana, y lo importante es que tu vida sea lo más feliz posible.

    Además, si hay personas implicadas y afectadas por esta situación, es importante que las hagas copartícipes de tu proceso de recuperación y de tus frustraciones y miedos. Aprender a expresar tus sentimientos, ayudará a conocerte mejor y querer enfrentar tu vida, sin efectos de huida que sólo te están haciendo infeliz.

    Comienza poco a poco, busca pequeñas situaciones en espacios cortos de tiempo que te hagan disfrutar sin pensar en el trabajo. Puedes incluso hacerlo entre semana, momento de la semana en que te encuentras con más ánimo. Trata de disfrutar y valorar las pequeñas cosas de la vida, y busca cumplir aquellos sueños que tenías olvidados.

    Tal vez te pueda interesar 5 consejos para dominar tus impulsos y Lanaterapia: los beneficios terapéuticos de tejer.

    745

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DepresiónEstrésPsicologíaSalud de Mujer

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares