Síndrome del trabajador quemado: conoce este concepto

Friday 08/06/2012 por

Síndrome del trabajador quemado

Síndrome del trabajador quemado: conoce este concepto. ¿Has oído alguna vez el nombre de este, relativamente nuevo, concepto? El síndrome del trabajador quemado o también conocido como burn out, es uno de los motivos de despido voluntario de los empleados actuales. En qué consiste realmente y cómo intentar solucionarlo son algunas de las cuestiones que abordaremos a lo largo de este artículo. ¿Quieres saber de qué se trata? ¿Te encuentras en esta situación y no sabes muy bien cómo salir de ella? Pues ¡sigue leyendo!

El ritmo laboral al que estamos sometidos en nuestros puestos de trabajo que cada vez es más elevado provoca en numerosas ocasiones periodos de estrés laboral.

Además de este estrés laboral propio de la cantidad de carga de trabajo, de la exigencia por parte de nuestros superiores para tener el trabajo realizado en tiempos límites y a presiones y problemas derivados a veces del mobbing laboral que nos impide hacer nuestro trabajo correctamente y en ocasiones haciéndonos la vida imposible, tenemos la presión externa provocada por la situación de crisis financiera que estamos atravesando en la que tener un trabajo es tener un tesoro y no podemos renunciar a él.

Todos estos factores acumulados, forman un estado de malestar en la persona muy difícil de erradicar.

¿Qué es el síndrome del trabajador quemado?

Este término surgió a mediados de 1974. Consiste realmente en un agotamiento emocional, un vacío existencial y un aislamiento laboral provocado por la sensación de que la labor que se realiza en el puesto de trabajo carece de sentido y de valor.

Como ya hemos comentado anteriormente, este síndrome supone un elevado coste para las empresas puesto que las personas que lo padecen tienen que tomarse unos meses de baja debido a la profunda crisis en que se ven sumidos.

Aunque muchas empresas no tengan en cuenta la motivación en los empleados y crean que la forma de que sus trabajadores realicen mejor su labor es a través de la tensión y la presión sobre ellos, el resultado que obtienen es totalmente el contrario al esperado inicialmente.

Esta enfermedad no afecta de igual forma a todas las personas. Depende mucho del carácter de cada trabajador y de la forma en que se toma las cosas. Ahora bien, si llega el momento en que te encuentras con faltas de energía y no te encuentras bien física, mental y emocionalmente porque tu trabajo está acabando contigo, entonces es probable que padezcas este síndrome.

¿Cómo evitar que suframos este trastorno?

Bien, la parte correspondiente al estrés generado por la carga de trabajo y la presión continua por parte de nuestros superiores es muy difícil de controlar ya que depende de la persona en cuestión. Sin embargo, realizar ejercicio físico, trabajar de la forma más organizada posible, controlar el estrés y separar los temas laborales de los personales hará que este síndrome no aparezca o que los efectos sean menos profundos.

¿Te encuentras tú en esta situación?

Sigue a Ella Hoy a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Cada cuánto vas al dentista?
Destacados en Facebook