Sofocos: Alimentos ricos en fitoestrógenos

Sofocos: Alimentos ricos en fitoestrógenos. Son, junto a los sudores nocturnos, uno de los síntomas más comunes, al tiempo que molesto, de la menopausia. Para combatirlos, la alimentación puede ser la mejor aliada, con una dieta donde los alimentos ricos en fitoestrógenos, por su poder antioxidante entre otras propiedades, pueden desempeñar un papel fundamental. ¡Combate de manera natural los síntomas de la menopausia!

  • Comenta
dieta sofocos

Sofocos: Alimentos ricos en fitoestrógenos. Son, junto a los sudores nocturnos, uno de los síntomas más comunes y más molestos de la menopausia, una etapa de la vida de la mujer en la que debemos prestar especial atención a nuestra dieta, ya que es precisamente en la alimentación donde podemos encontrar uno de las mejores aliadas para combatir los síntomas de la menopausia. ¿Qué alimentos pueden resultar beneficiosos? ¿Qué son los fitoestrógenos? ¿Dónde podemos encontrarlos?

Los sofocos pueden ser leves, con una duración de menos de un minuto, o intensos, hasta media hora. Si se producen por la noche se conocen como sudores nocturnos. Son, sin duda, dos de los síntomas más comunes y frecuentes de la menopausia, pero también pueden resultar los más molestos, llegando incluso a mermar la calidad de vida. Y es que los sofocos, además de una sensación de intenso calor en cara y cuerpo, también pueden provocar problemas de insomnio, ansiedad, sudoración intensa, palpitaciones o pesadez de cabeza. También hay una serie de factores que pueden hacer a la mujer más vulnerable a padecer sofocos, como el sobrepeso o la obesidad, los episodios de estrés, el hábito del tabaco o el llevar una vida sedentaria.

Para prevenir los sofocos, la dieta puede ser una aliada de primera. Cuidar nuestra alimentación, apostando por los alimentos ricos en fitoestrógenos, y descartando otros, como la comida picante, es invertir en salud y en una mejora y alivio de los síntomas de la menopausia. Además de la comida picante, también conviene evitar el consumo de alcohol o las bebidas calientes.

Los estrógenos vegetales influyen en el equilibrio hormonal, ya que aumentan los niveles de estrógenos cuando son bajos. Los ácidos grasos esenciales también resultan beneficiosos, por lo que es aconsejable consumir pescado azul y semillas, como la linaza. Asimismo, es aconsejable aumentar el consumo de frutas, en concreto de los cítricos, por su alto contenido en las denominadas bioflavonoides, las cuales ayudan a regular el flujo sanguineo, así como vitamina C, buena para controlar los sofocos.

También es conveniente distribuir las comidas. Es mejor ingerir pequeñas cantidades de comida y a menudo, para evitar las fluctuaciones de la glucemia, causa de sofocos.

Fitoestrógenos: Dónde encontrarlos

Los fitoestrógenos son sustancias naturales de origen vegetal que se encuentran presentes en alimentos como cereales, legumbres, hortalizas y soja. Hay distintos tipos en la familia de los fitoestrógenos, desde los lignanos (semillas de lino, pan de centeno o cereales integrales), a las conocidas isoflavonas de la soja, el té verde y el té rojo, pasando por los cumestanos (lentejas) o los indoles (la col y otras verduras similares). Los fitoestrógenos son beneficiosos para la salud tanto por su poder antioxidante como por su potencia estrogénica.

Si tuviéramos que elaborar una lista de alimentos ricos en fitoestrógenos, no pueden faltar:

  • Apio
  • Ajo
  • Cereales (arroz, avena, trigo…)
  • Legumbres
  • Soja
  • Frutas (manzana, cerezas)
  • Verduras y hortalizas (zanahorias, brócoli…)
  • Semillas (calabaza, sésamo…)

Las infusiones, a base de plantas naturales, también pueden ayudar a aliviar los sofocos. La salvia, planta aromática también utilizada en la aromaterapia, o la valeriana, con efecto sedante que, en el caso de cansancio por trastornos del sueño puede ayudar a conciliar el sueño y a descansar.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba