Tabaco: ¿Te vacunarías contra la nicotina?

Tabaco: ¿Te vacunarías contra la nicotina? Es la pregunta que en un futuro cercano esperan poder hacer los médicos y especialistas a los fumadores que han decidido dejar de fumar. Los resultados de la que podría ser la nueva vacuna antitabaco, probada con éxito en ratones, permiten seguir avanzando en la investigación con el objetivo de conseguir que una sola dosis sea suficiente para que nuestro genere sus propias defensas contra la nicotina.

  • Comentarios (1)
tabaco adiccion nicotina

Tabaco: ¿Te vacunarías contra la nicotina? La respuesta a esta pregunta podría estar mucho más cerca de lo que pensamos tras el avance de las investigaciones para hallar una vacuna contra la adicción a la nicotina, hábito de fumar que está detrás de algunos de los trastornos de la salud más serios, como el cáncer de pulmón, entre otros. La investigación, probada con éxito en ratones, persigue que el propio organismo genere las defensas contra la nicotina, la responsable de la adicción al tabaco, generando anticuerpos.

Una vacuna, una sola dosis, que podría ser la solución definitiva para romper con el tabaco. ¿Qué fumador no se ha propuesto dejar el tabaco? La fuerza de voluntad y los tratamientos pueden no resultar siempre eficaces para conseguir uno de los propósitos más saludables. Y este el objetivo final que persiguen los investigadores del Weil Cornell Medical College de Nueva York (Estados Unidos), que han conseguido dar un paso importante en el camino, aplacar a la nicotina con un tratamiento definitivo y eficaz, la vacuna.

De momento, los resultados, publicados en Science Translational Medicine, son los obtenidos de la vacuna aplicada a ratones, cuyo organismo ha sido capaz de generar sus propios anticuerpos para eliminar la nicotina y evitar que llegue al cerebro, bloqueando la sensación de satisfacción de placer que obtiene el fumador al encender un cigarro, sensación que conduce en pocas cajetillas de tabaco a la dependencia de la nicotina. Los anticuerpos monoclonales se generan en el hígado y su cometido es absorber la nicotina que desde los pulmones llega directamente al torrente sanguíneo desarrollando, de esta manera, una inmunidad funcional, tal y como han apuntado los autores del estudio.

La dependencia del tabaco pone en riesgo la salud de fumadores y de fumadores pasivos por el contenido en sustancias nocivas del humo del cigarrillo. Aunque hemos rebajado los niveles de humo de nuestros espacios públicos, con la Ley Antitabaco, el hábito de fumar o el tabaquismo sigue siendo el responsable de más de 53.000 muertes al año en nuestro país y está detrás de algunos de trastornos tan severos como el cáncer de pulmón, uno de los más letales para la mujer, el enfisema pulmonar o EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica cuyo aumento e infradiagnostico preocupan en la misma medida.

El siguiente paso será constatar los resultados en primates y ratas y, por último, en humanos. Una vacuna genética que abre las puertas a un tratamiento definitivo en el caso de los fumadores, sino que también la posibilidad de si en futuro nos podremos vacunar contra la adicción a la nicotina de la misma manera que nos vacunamos contra el sarampión u otras enfermedades. De momento, sin perder la esperanza de que dejar de fumar resulte tan sencillo como vacunarse, hay que ser cautos hasta que se confirmen los resultados en los ensayos clínicos.

El mejor consejo para nuestra salud es dejar de fumar, y si seguimos enganchados al cigarro, mejor que no sea tabaco de liar, ya que según un estudio de realizado por el Centro de Investigación y Control de la Calidad del Instituto Nacional de Consumo, es mucho más perjudicial para la salud que el tabaco de cajetilla. El considerar el tabaco de liar menos adictivo y perjudicial para la salud es un error. El tabaco, la nicotina, en cualquiera de sus formas, es un enemigo de la salud.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

viernes 29/06/2012 escrito por Isabel en ,

 
Comentarios (1)

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Usuario 29 June 2012 12:41

Dejar el tabaco es muy sencillo y lo digo yo, que lo he dejado y no tengo fuerza de voluntad para nada. Sencillamente me fume un último cigarro por la noche u tiré la cajetilla restante y el mechero. Me compre en la farmacia un cigarro de estos que cuando los aspiras te deja un saborcillo ligero a menta. Cuando terminaba de comer cogía el cigarrillo de mentira y me iba a fumármelo 5 minutos a la calle, después entraba (era lo que solía hacer porque en casa no se podía fumar), a lo largo de la tarde, cuando tenía ganas, volvía a salir y durante 5 minutos lo iba fumando. No tardé mucho en dejar de depender del cigarrillo falso y hoy ya llevo 3 años sin tabaco. Todo es ponerse. No puedes pretender dejar el tabaco y cogerlo cuando te entran ganas. Las ganas van a seguir ahí un buen tiempo, pero tienes que controlarte y no fumar. Es solo eso. No vale decir, naaa, es solo uno. Que no, que tires la caja y te aguantes cuando te entren las ganas. Al cabo de unas semanas lo llevaras mucho mejor. Al principio es importante que te mantengas alejado de sitios donde hayan otros fumadores, pero después se lleva bien. Animaros y tirar la caja junto con el mechero. Cuando entren ganas, solo aguantar. Eso es mejor que todas las vacunas, pastillas, hipnotizadores.., que saquen. Saludos.

Rispondi Segnala abuso
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba